Estrabismo

también conocido como: desviación de los ojos, ojos cruzados, heterotropía, estrabismo, exotropía, esotropía.

¿Qué es el estrabismo?

El estrabismo, u ojos cruzados, es una forma frecuente de trastorno de los músculos oculares en los niños pequeños, que se produce con frecuencia en los lactantes o niños pequeños a los 3 años de edad, y que hace que los ojos no miren hacia el mismo lugar al mismo tiempo. Puede ser intermitente o estar presente todo el tiempo. Se clasifica por la dirección en la que gira el ojo. El giro hacia adentro se llama esotropía. El giro hacia afuera se llama exotropía. El giro hacia arriba se llama hipertropía. El giro hacia abajo se llama hipotonía.

¿Cuál es la causa del estrabismo?

El estrabismo puede ser causado por problemas debido a músculos débiles o paralizados de los ojos, los nervios que los impulsan o el centro de control en el cerebro que dirige los movimientos oculares. Los factores de riesgo incluyen: antecedentes familiares, hipermetropía significativa, trastornos cerebrales como parálisis cerebral u otras afecciones médicas (como fracturas de la pared ósea del ojo, enfermedad de la tiroides y otros).

¿Cuáles son los síntomas del estrabismo?

Además de la apariencia física de los ojos (el ojo que se desvía o gira hacia afuera, hacia adentro, hacia abajo o hacia arriba), el estrabismo puede causar problemas de la visión como visión doble o borrosa, mala percepción de la profundidad, cierre de un ojo o giro de la cabeza hacia un lado, dolores de cabeza y otros problemas.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para el estrabismo?

Las posibles opciones de tratamiento para mejorar la alineación y coordinación de los ojos incluyen la terapia de la visión, anteojos o prismas correctivos, parches, inyecciones de bótox, si están disponibles, o cirugía de los músculos de los ojos. La afección a menudo puede se puede corregir si se detecta y trata a tiempo.


Revisado por: Jack Wolfsdorf, MD, FAAP

Esta página fue actualizada por última vez en: 04/10/2019 3:46:50 p. m.