Historias de Pacientes Exitosos

Lea nuestras inspiradoras historias de los pacientes y familias que han sido tratados en Nicklaus Children's Hospital.

Si usted tiene su propia historia exitosa de paciente y desea compartirla para inspirar esperanza y ayudar a otras familias encontrar las respuestas que buscan para sus hijos, favor de contactarnos a: info@nicklaushealth.org.

Un milagro de la medicina: la historia de Ayden

Después de un embarazo normal a término sin complicaciones, Shenequa tuvo a Ayden por cesárea en mayo de 2017, en la isla de St. Croix en las Islas Vírgenes de EE. UU. Poco después, el pediatra del bebé detectó un soplo cardíaco, pero como no había un cardiólogo pediatra en la isla, Ayden fue transportado en avión a Nicklaus Children’s Hospital.


La historia de Brenden: Una cuestión de corazón

Brenden tenía apenas unos días de vida cuando le diagnosticaron una perforación en el corazón. Sus padres viajaron desde Naples, una ciudad de la costa oeste de la Florida, para planificar la cirugía de Brenden con el Programa Cardíaco del Nicklaus Children’s Hospital.

Un espíritu ganador: el camino hacia la recuperación de Aspen

Aspen, de 11 años, se golpeó la cabeza con el suelo debajo del agua a poca profundidad mientras jugaba en el mar. El golpe le produjo una fractura de la vértebra C-5 del cuello. Durante tres largos meses, Aspen tuvo que usar un aparato ortopédico en el cuello las 24 horas del día mientras se esperaba ver si la fractura podría sanar sin cirugía.

La historia de Alanis

Después del nacimiento saludable de su bebé Alanis, a Ana le informaron que la recién nacida tenía una pequeña marca de nacimiento color caramelo en el brazo. Ana, quien no se sintió alarmada de inmediato por la noticia, esperó hasta la primera cita con el pediatra, que luego la derivó con la Dra. Ana Margarita Duarte, directora de la División de Dermatología de Nicklaus Children’s Hospital.

Paciente del mes de mayo: Isabella

Con tan solo 7 años, Isabella comenzó a quejarse por tener dolores de espalda. Como no podía correr ni jugar con sus amigos, ni incluso caminar a veces, su madre decidió que era momento de visitar a una ortopedista. Después de varios análisis de sangre e MRI (imágenes por resonancia magnética), se determinó que Isabella tenía leucemia.

Paciente del mes de abril: Joshua

Poco después del nacimiento de Joshua, su madre comenzó a notar que el bebé tosía y estornudaba constantemente. Como toda madre primeriza, le preguntó al médico que le sucedía a su recién nacido. Él le dijo que no pasaba nada malo y que era completamente normal.

La carta de agradecimiento de la familia Muñoz

Mis primeras impresiones: el médico era una persona con una visión clara, muy conocedora, amable, considerada y respetada por sus colegas.  Y aún más importante, usted fue una persona dispuesta a coordinar la atención al otro lado del país para Olivia. Lea la carta de agradecimiento de la familia Muñoz a nuestro equipo de neurocirugía.

Paciente del mes de marzo: Helia

Cuando Helia tenía 12 años, su madre comenzó a notar que ella siempre tenía mucha sed y que bebía más agua de lo habitual. Llegó al punto en el que Helia estaba perdiendo el sueño debido a todo el peso que aumentaba, por lo que su madre decidió consultar a un especialista.

Salvando a Teegan: Desde Minnesota hasta Miami en búsqueda de la esperanza

A pesar de que Teegan aumentó poco peso durante sus primeros tres meses, en gran contraste con su hermana gemela, la bebé críticamente enferma sorprendía a su familia y a su pediatra con cada día que sobrevivía. Su voluntad para vivir impulsó a su familia a buscar un milagro.

La reconstrucción de las vías respiratorias de Peyton

Peyton nació con un defecto cardíaco congénito que la llevó a pasar meses en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. Al igual que muchos lactantes que nacen prematuros y con problemas de salud congénitos, Peyton debió someterse a una traqueostomía que la ayudó a respirar y alimentarse.
Gracias a los avances en la medicina, Peyton se sometió recientemente a una reconstrucción quirúrgica de las vías respiratorias, llevada a cabo por el otorrinolaringólogo pediatra, el Dr. Brian Ho, y ahora puede respirar por sus propios medios.

El camino de Willow hacia un corazón saludable

“Recibir cualquier tipo de diagnóstico inesperado puede ser increíblemente abrumador para los padres, especialmente una anomalía rara o poco común como un tumor en el corazón de un hijo”, explica la Dra. Guleserian. “Por suerte pudimos brindarles tranquilidad a los Alban gracias a la experiencia de nuestro programa en tratar este tipo de anomalías”. El único pedido especial de Willow para su cirugía fue entrar al quirófano con su conejo de peluche. 

Paciente del mes de febrero: Chad

Mientras se encontraban en un viaje de pesca entre padre e hijo en los Cayos de la Florida, Chad, de 3 años, estaba jugando y balanceándose de la cuerda de un poste de madera náutico cuando un objeto de 200 lb (casi 91 kg) cayó sobre su pecho y lo dejó en estado de paro cardíaco.


El recorrido de Olivia

Olivia nació con un defecto cardíaco congénito y su primera cirugía a corazón abierto se programó apenas unos días después de haber nacido. Los padres de Olivia depositaron su confianza en las manos del Programa Cardíaco de Nicklaus Children's Hospital.

Expertos de Nicklaus Children’s Hospital ayudan a bailarines a ponerse nuevamente de pie de forma segura

El baile es una hermosa forma de expresión, pero puede ser físicamente agotadora para el cuerpo, en especial, para niños y adolescentes. El Centro de Salud Deportiva de Nicklaus Children’s Hospital ayudó a Amber a recuperarse de su lesión y volver a bailar. De hecho, Amber tuvo la oportunidad de bailar en los Premios Grammy Latinos el otoño pasado. 

Cirujano del sur de la Florida ayuda a niños con trastornos en las vías respiratorias a respirar sin problemas

Según la Organización Mundial de la Salud, se estima que unos 15 millones de bebés nacen prematuros cada año. Entre las numerosas complicaciones a las que se enfrentan estos pequeños se encuentran los trastornos en las vías respiratorias. Gracias a la reconstrucción de las vías respiratorias llevada a cabo por el Dr. Brian Ho, el pequeño Elijah puede respirar por sus propios medios sin la ayuda de un dispositivo médico.

Paciente del mes de enero: Layla

Cuando Layla tenía 5 años, llegó al Nicklaus Children's Hospital con un caso grave de escoliosis. Para ayudarla a corregir su columna vertebral, Layla pasó tiempo en tracción con halo craneal. Mientras su mamá regresaba a Gainesville para trabajar e ir a la escuela, las enfermeras en Nicklaus Children's se ocupaban de Layla, haciendo de madres sustitutas y asegurándose de que estuviera bien cuidada.


Paciente del mes de diciembre: Charlie

Después de sobrevivir a un embarazo de alto riesgo de mellizos, los Strombom se enfrentaron a otra complicación más. A su tercer hijo, un bebé nonato llamado Charlie, le diagnosticaron una malformación congénita de las vías respiratorias pulmonares (CPAM) y se sometió a dos intervenciones en el útero para permitir un período de gestación completo y saludable. Una vez nacido, el equipo de LifeFlight del Nicklaus Children’s Hospital estuvo a la espera para transportar a Charlie desde West Palm Beach hasta Miami.


El recorrido de Logan con hernia diafragmática congénita

Logan Perry nació con hernia diafragmática congénita, un defecto de nacimiento raro en el que el diafragma no se desarrolla correctamente. Gracias a los expertos de Nicklaus Children’s Hospital, Logan tuvo una cirugía correctiva y está creciendo como un pequeño revoltoso. 

Paciente del mes de octubre: Gabriela

Después de una cesárea de emergencia, la madre de Gabriela, Katherine, se sorprendió al ver que a su nuevo bebé le faltaba parte de la cara. Gabriela había nacido con paladar y labio hendido. Katherine investigó durante horas para encontrar a los mejores médicos para tratar la condición de su hija y se encontró con el equipo craneofacial del Nicklaus Children’s Hospital.

Li viaja desde Shangai hasta Nicklaus Children’s Hospital para tratar su condición compleja del corazón

Li Hongyang, 37, viajó desde su ciudad natal de Shangai China para encontrar el mejor cuidado para su compleja condición del corazón. Lo que no se esperó es que el tratamiento que salvaría su vida lo encontraría en un hospital pediátrico.
 

Nicklaus Childrens Hospital Historias de Pacientes Exitosos rss