Programa de Problemas de Alimentación

Nuestro programa reúne a un amplio espectro de especialistas

Hacemos una diferencia en las vidas de las familias que se esfuerzan por ayudar a los niños o adolescentes a superar la anorexia y la bulimia.

chica adolescente temerosa de pesarse white framing element
chica adolescente temerosa de pesarse white framing element

Programa de Problemas de Alimentación del Nicklaus Children’s Hospital reúne la experiencia de un espectro completo de especialistas para ofrecer atención y tratamiento multidisciplinario a las personas que sufren problemas de alimentación. Trabajando en conjunto, el personal del programa de problemas de alimentación está haciendo una diferencia en las vidas de las familias que se esfuerzan por ayudar a los niños o adolescentes a superar estos comportamientos destructivos.

Los problemas de alimentación son trastornos psicológicos complejos en los que se desarrollan y mantienen patrones alimentarios anormales en un intento por hacer frente a los problemas emocionales. Todos los años, al menos 8 millones de estadounidenses (incluidos niñas y niños adolescentes, al igual que hombres y mujeres adultos) se ven afectados por problemas de alimentación. Los tipos más frecuentes de problemas de alimentación son la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa.

Tratamiento de los problemas de alimentación

Para minimizar los daños en la salud relacionados con los problemas de alimentación, es importante la intervención temprana. Cuanto más tiempo se mantengan los comportamientos, más arraigados estarán. Debido a que los problemas de alimentación afectan la salud física, mental y emocional de las víctimas, la acción multidisciplinaria es el enfoque más eficaz.

El programa de problemas de alimentación reúne a un equipo de especialistas para evaluar al niño física y emocionalmente, y crear un plan de tratamiento individualizado para los problemas de alimentación.

El equipo incluye:

Mientras que algunos niños y adolescentes pueden recibir tratamiento como pacientes externos, otros pueden requerir hospitalización en el Nicklaus Children’s Hospital. Durante la estadía, la salud del niño es monitoreada continuamente y se dan los primeros pasos para cambiar los comportamientos. Además de la estabilización médica, se inicia una terapia para ayudar a los adolescentes y sus familias a aprender a lidiar eficazmente con el trastorno y sus problemas subyacentes. Una vez que el niño se da de alta del hospital, se dispone de atención médica y psiquiátrica junto con terapias individuales, familiares y de grupo para apoyar la recuperación continua del niño.

Condiciones que Tratamos

Síntomas de los problemas de alimentación

Los siguientes pueden ser síntomas de un problema de alimentación:

  • Pérdida de peso excesiva o preocupación por el peso
  • Preocupación por el peso, los alimentos, las calorías y la dieta
  • Insatisfacción con el cuerpo
  • Comportamiento alimentario ritualista u obsesivo, rituales para comer.
    (es decir, cortar los alimentos en pedacitos extremadamente pequeños, masticar en exceso)
  • Ataques de atiborrarse de grandes cantidades de alimentos
  • Comentarios frecuentes sobre sentirse “gordo(a)” a pesar de la pérdida de peso
  • Ansiedad por subir de peso o por estar “gordo(a)”
  • Excusas consistentes para evitar las comidas o situaciones relacionadas con los alimentos
  • Desaparición de grandes cantidades de alimentos en cortos períodos de tiempo
  • Evidencia de conductas de purga, incluido ir al baño con frecuencia inmediatamente después de comer
  • Uso de diuréticos (píldoras para promover la pérdida de agua) o laxantes
  • Negarse a comer en público
  • Hacer ejercicio en exceso; necesidad de quemar las calorías que se ingieren
  • Desmayos
  • Irregularidad o cese de los períodos menstruales
  • Frecuencia cardíaca o presión arterial bajas
  • Temperatura del cuerpo baja
  • Aislarse de los amigos y actividades habituales

Acerca de la anorexia nerviosa

La anorexia es una enfermedad que representa una amenaza de vida en la que la persona afectada se priva intencionalmente de los alimentos. Las personas con anorexia pueden mantener pesos corporales que están un 15 por ciento o más por debajo de su ideal. Incluso cuando están demacrados, las personas afectadas a menudo han distorsionado tanto la imagen corporal que siguen percibiéndose a sí mismas como “gordas”.

Acerca de la bulimia nerviosa

La bulimia es un tipo de problema de alimentación en el que la persona afectada experimenta episodios de sobrealimentación incontrolable (atracones). Las personas con este tipo de problema de alimentación pueden ser más difíciles de identificar. Pueden parecer de peso normal, pero rutinariamente comen cantidades excesivas de alimentos en un corto período de tiempo e inmediatamente se “purgan” de los alimentos a través del vómito o los laxantes. Por lo general, se convierten en expertos en ocultar este comportamiento a los demás.

Consecuencias de los problemas de alimentación

Si no se tratan, tanto la anorexia como la bulimia pueden tener consecuencias devastadoras. Las conductas de inanición en las personas que sufren de anorexia a menudo pueden provocar daños permanentes en los huesos, el corazón y el cerebro, e incluso la muerte. Entre el 5 y el 10 por ciento de las personas que sufren de anorexia mueren dentro de los 10 años de haber contraído este trastorno. Las personas con bulimia a menudo sufren de depresión, trastornos de ansiedad, daño cardíaco, daño renal y lesiones en el sistema digestivo y los dientes. El trastorno también puede provocar desequilibrios químicos y deshidratación que pueden causar la muerte.