Anorexia nerviosa

también conocido como: anorexia, AN

¿Qué es la anorexia nerviosa?

La anorexia nerviosa, o simplemente anorexia, es un grave problema de alimentación debilitante que se produce con mayor frecuencia en las niñas (de todos los orígenes socioeconómicos y grupos étnicos y raciales) y que se caracteriza por una visión distorsionada de su cuerpo que las lleva a creer que tienen sobrepeso y necesitan restringir la cantidad de comida que comen, hacer demasiado ejercicio u otras conductas que les impiden aumentar de peso, casi hasta la inanición.

Hay dos tipos de AN:

  1. El tipo restrictivo, caracterizado por la disminución de la ingesta de alimentos.
  2. La bulimia, también llamada tipo compulsivo o purgante. Para obtener más información, consulte Bulimia.

¿Cuáles son las causas de la anorexia nerviosa?

Se desconoce la causa, pero la genética, las influencias familiares, las actitudes sociales hacia la imagen corporal y otros problemas de salud mental (por ejemplo, la ansiedad, los niños dependientes que son emocionalmente inmaduros, etc.) pueden desempeñar un papel en su desarrollo.

Entre los síntomas de la anorexia nerviosa se encuentran los siguientes:

  • bajo peso corporal;
  • exceso de ejercicio;
  • negación del hambre;
  • patrones de alimentación extraños;
  • irritabilidad;
  • mal humor o depresión.

¿Cuáles son los síntomas de la anorexia nerviosa?

Los síntomas asociados con la desnutrición/inanición también son comunes:

¿Cuáles son las opciones para el cuidado de la anorexia nerviosa?

Los tratamientos dependen de la edad de su hijo, de lo enfermo que esté, de sus antecedentes médicos, de la estructura familiar, de otros problemas mentales, etc.

La mayoría de los adolescentes serán tratados con un enfoque individual y familiar, con la modificación de la conducta para desarrollar una actitud saludable hacia el peso y la imagen corporal, y con el asesoramiento/apoyo nutricional que ayuda a los padres y al niño a avanzar hacia la recuperación del peso corporal.

Los medicamentos y la hospitalización pueden ser beneficiosos.


Revisado por: Jack Wolfsdorf, MD, FAAP

Esta página fue actualizada por última vez en: marzo 23, 2020 02:32 p. m.