Fiebre

también conocido como: temperatura alta

¿Qué es la fiebre?

En general, la fiebre es la respuesta del cuerpo para luchar contra una infección (sin embargo, existen muchos trastornos no infecciosos que pueden causar fiebre). La temperatura del cuerpo que está por encima de la considerada normal se considera fiebre, pero la “temperatura normal” puede variar en 1 ºF en diferentes niños. En general, la fiebre se define como la temperatura rectal de más de 100.4 ºF o 38 ºC. Las temperaturas que se miden debajo del brazo o en la boca frecuentemente son menores. La fiebre de bajo grado es inferior a 102.2 ºF. Solo la fiebre muy alta y persistente se considera peligrosa. Pero, cuando hay fiebre en lactantes (menores de 2 años) o fiebre de larga duración, hay que descartar que no se trate de una enfermedad grave.

Las causas más frecuentes de fiebre son las infecciones víricas o bacterianas (si bien la exposición al calor, los medicamentos, las alergias y, en raras ocasiones, las enfermedades inflamatorias, pueden también levantar fiebre). En realidad, la fiebre es la reacción del cuerpo para combatir la infección, que prospera cuando temperatura del cuerpo es normal. Algunos casos de fiebre ocurren debido a causas desconocidas.


¿Cuáles son los síntomas de la fiebre?

La fiebre puede causar que el lactante o niño esté irritable o molesto, o tranquilo y somnoliento. Pueden sentirse acalorados, no alimentarse normalmente o perder el apetito, llorar, respirar rápido y tener convulsiones. Los niños más grandes se quejan de dolores en el cuerpo y de cabeza.


¿Cuáles son las opciones de atención ante la fiebre?

Los remedios caseros para la fiebre incluyen el control de la temperatura, asegurar la ingestión de líquidos adecuada y el reposo. Si el lactante tiene menos de 6 meses, o si la fiebre no se puede controlar, o el niño se deshidrata debido a la falta de ingestión de líquidos o diarrea, o tiene un cambio en el nivel de conciencia o convulsiones, empeora o desarrolla otros síntomas, o si usted está inquieto por cualquier motivo por el estado de salud de su hijo, comuníquese con su pediatra o lleve a su hijo al Departamento de Emergencia.


Revisado por: Jack Wolfsdorf, MD, FAAP

Esta página fue actualizada por última vez en: julio 17, 2020 09:32 a. m.

Aprenda más sobre