Calambres a causa del calor, agotamiento e insolación

también conocido como: calambres a causa del calor, agotamiento por calor, insolación, enfermedades relacionadas con el calor.

¿Qué son los calambres a causa del calor, el agotamiento y la insolación?

Los niños tienen mayores dificultades para manejar la sobreexposición al calor por diversas razones y, por lo tanto, son más vulnerables a las lesiones relacionadas con el calor. Los calambres a causa del calor, el agotamiento y la insolación son tres afecciones relacionadas que representan un empeoramiento progresivo de los síntomas que pueden ocurrir durante una exposición prolongada al calor y la humedad, sin una ingesta adecuada de líquidos. La primera y más leve forma de los síntomas relacionados con el calor que puede ocurrir son los calambres a causa del calor, seguidos por el agotamiento y luego la insolación en el extremo más severo del espectro.

¿Qué causa los calambres a causa del calor, el agotamiento y la insolación?

Por lo general es una combinación de exposición a altas temperaturas prolongadas, humedad alta, actividad extenuante, falta de descansos durante las competencias atléticas, con una ingesta inadecuada de líquidos que causa calambres a causa del calor, agotamiento e insolación. Algunos niños, particularmente aquellos que sufren de afecciones crónicas de salud, tienen sobrepeso u obesidad, toman ciertos medicamentos o usan ropa gruesa mientras realizan actividad física (fútbol americano o banda de marcha) presentan un riesgo mayor.

¿Cuáles son los síntomas de los calambres a causa del calor, el agotamiento y la insolación?

Los calambres a causa del calor son calambres o espasmos musculares dolorosos que generalmente afectan a grupos musculares más grandes y que ocurren después de la exposición al calor con fiebre leve o alta, piel pálida y húmeda y náuseas. Los niños o adolescentes pueden deshidratarse y los grupos musculares involucrados se sentirán duros.

El agotamiento a causa del calor es más grave que los calambres a causa del calor y se caracteriza por calambres musculares, fiebre superior a 104 ºF, mareos, debilidad, sudoración excesiva, fatiga, ansiedad, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, diarrea, frecuencia cardíaca alta y piel seca y caliente.

La insolación se presenta con fiebre alta, frecuencia cardíaca rápida, dolor de cabeza, vómitos, confusión, agitación, letargo, estupor o convulsiones, que pueden provocar el coma o incluso la muerte.

¿Cuáles son las opciones de ciudado para los calambres a causa del calor, el agotamiento y la insolación?

Todos los niños con lesiones relacionadas con el calor deben dejar de realizar actividades, deben trasladarse (o ser trasladados) a un lugar fresco, preferiblemente debajo de un ventilador, recibir líquidos (por vía oral o intravenosa) que contengan sal, quitarse el exceso de ropa y colocar paños fríos sobre la piel.

Para los calambres a causa del calor, además de lo anterior, los grupos musculares involucrados deben estirarse lenta y suavemente.

En caso de agotamiento a causa del calor o insolación, si no se produce una mejora con el tratamiento anterior y no se pueden tomar líquidos por vía oral, el niño o adolescente debe trasladarse de inmediato a un Departamento de Emergencia para que se le administre el líquido por vía intravenosa y se le administre un tratamiento más exhaustivo.


Revisado por: Jose R. Rosa-Olivares, M.D.

Esta página fue actualizada por última vez en: enero 14, 2020 09:56 a. m.