Cólico

también conocido como: cólico del bebé, cólico infantil.

¿Qué es un cólico?

Si bien todos los bebés lloran, cuando un bebé de entre 3 semanas y 3 meses de vida (peor entre las 6 y 8 semanas) llora excesivamente sin razón evidente y no se puede tranquilizar, y llora 3 horas al día, durante más de 3 días a la semana, al menos 3 semanas seguidas, se considera que tiene cólicos. Por lo general, los cólicos desaparecen entre las 8 y 14 semanas de edad. Los cólicos son comunes (1 de cada 5 bebés) y normales entre algunos bebés.

¿Cuál es la causa de los cólicos en los bebés?

La causa de los cólicos se desconoce. Hay varias teorías de por qué suceden, como un sistema nervioso o sistema digestivo subdesarrollado, sensibilidad excesiva al entorno, cambios en las bacterias normales de los intestinos, entre otros.

¿Cuáles son los síntomas de los cólicos?

Episodios de llanto predecibles, intensos, desconsolados, sin razón evidente, que suceden alrededor de la misma hora cada día. Es posible que el bebé flexione las piernas, contraiga los puños o tense los músculos abdominales y tenga flatulencias o defeque casi al final del episodio.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para los bebés con cólicos? 

Si bien los cólicos son frustrantes para los padres, no existe tratamiento probado para ellos. Los cambios en la técnica de alimentación o probar con técnicas como frotar el abdomen del lactante, generar un “ruido blanco”, etc. pueden ayudar a tranquilizar al lactante.

Los medicamentos o probióticos de venta libre para eliminar gases son seguros, se pueden probar y, a veces, funcionan. Otros medicamentos pueden generar complicaciones y no se deben administrar sin una consulta previa al pediatra. 


Revisado por: Richmond Darko, MD

Esta página fue actualizada por última vez en: julio 17, 2020 09:29 a. m.