Displasia espondiloepifisaria congénita

también conocido como: SEDC (pos sus siglas en Inglés)

¿Qué es la displasia espondiloepifisaria congénita?

La displasia espondiloepifisaria congénita es un trastorno presente en el nacimiento que provoca enanismo, entre otras complicaciones. Junto con problemas esqueléticos, puede provocar dificultades en la audición y la visión.

¿Cuál es la causa de la SEDC?

La displasia espondiloepifisaria congénita es un trastorno genético que es hereditario, por lo que puede transmitirse de padres a niños.

¿Cuáles son los síntomas de la SEDC?

Los síntomas principales de la displasia espondiloepifisaria congénita son brazos, piernas y columna vertebral más cortos de lo normal. También puede provocar un crecimiento anormal en la columna vertebral, el cuello, la cadera y los pies, así como problemas en la visión y audición en algunos casos.

¿Cuáles son las opciones de cuidado para la SEDC?

El tratamiento para la displasia espondiloepifisaria congénita se enfoca en los síntomas específicos. Puede incluir fisioterapia, tratamientos de la visión y audición y cirugía para corregir anomalías específicas de crecimiento.


Revisado por: Stephen George Jr., MD

Esta página fue actualizada por última vez en: septiembre 09, 2020 11:32 a. m.

Aprenda más sobre