Espasticidad y trastornos del movimiento

¿Qué son la espasticidad y los trastornos del movimiento?

La espasticidad es una forma de trastorno del movimiento (incapacidad de realizar y controlar movimientos corporales) que se presenta como un aumento del tono o rigidez de los músculos. Por lo general, los trastornos espásticos y otros trastornos del movimiento se deben a problemas con la parte del cerebro que controla el movimiento voluntario del cuerpo, los brazos y las piernas.

Otros trastornos del movimiento habituales son:

  1. Ataxia: incapacidad de controlar o coordinar las acciones de los músculos.
  2. Corea: movimientos esporádicos rápidos y repentinos.
  3. Distonía: contorsiones.
  4. Mioclono: sacudidas repentinas, involuntarias, incontrolables y muy fuertes causadas por espasmos musculares, seguidas por la relajación.
  5. Temblor: movimiento rítmico no intencional e incontrolable de una parte del cuerpo o de los miembros.

¿Qué causa la espasticidad y los trastornos del movimiento?

El movimiento normal se produce por un sistema muy complejo que puede verse afectado por muchos procesos de enfermedad.

Algunos casos de espasticidad y trastornos del movimiento se deben a anomalías hereditarias genéticas y/o metabólicas; otros se deben a falta de oxígeno en el cerebro o a derrame cerebral, lesiones el cerebro o la médula espinal, infecciones o intoxicaciones.

A veces, la causa se desconoce.

¿Cuáles son los síntomas de la espasticidad y los trastornos del movimiento?

Además de los movimientos anormales observados, puede haber dificultades para caminar o hablar. Los niños con espasticidad y trastornos del movimiento pueden ser niños con un nivel normal o superior de inteligencia; sin embargo, pueden sufrir la incapacidad de comunicarse y es posible que tengan trastornos de aprendizaje y/o de neurodesarrollo.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento de la espasticidad y los trastornos del movimiento?

Hay diversas opciones de tratamiento para manejar la espasticidad, que incluyen medicamentos orales, inyecciones de Botox, baclofeno intratecal en modo de prueba o administrado por bomba, rizotomía dorsal selectiva y estimulación cerebral profunda. Es posible que algunos pacientes también necesiten cirugía ortopédica para corregir deformidades de los huesos o para alargar tendones.

El tratamiento óptimo de la espasticidad y los trastornos del movimiento requiere un equipo completo de subespecialidades de pediatría, que incluye neurólogos, neurocirujanos, cirujanos ortopédicos y especialistas en rehabilitación.


Revisado por: Jack Wolfsdorf

Esta página fue actualizada por última vez en: octubre 01, 2020 09:53 a. m.

Aprenda más sobre

Síndrome de Down

Los bebés con síndrome de Down tienen un cromosoma 21 completo o parcial extra que causa una variedad de anomalías físicas. Es el trastorno cromosómico más común en los EE. UU. Obtenga más información

Espasticidad del brazo y la mano

La espasticidad de los miembros superiores se refiere a un aumento del tono muscular y a reflejos hiperactivos en el brazo. Por lo general se debe a un problema de los nervios motores del cerebro, y puede ser causada por parálisis cerebral, derrame cerebral o lesión cerebral traumática. Obtenga más información

Inyecciones de Botox/Dysport

Una inyección de Botox o Dysport es una inyección de toxina botulínica (que causa parálisis temporal) en un músculo para aliviar la espasticidad y los movimientos involuntarios. Obtenga más información