Espasticidad y trastornos del movimiento

¿Qué son la espasticidad y los trastornos del movimiento?

La espasticidad es una forma de trastorno del movimiento (incapacidad de realizar y controlar movimientos corporales) que se presenta como un aumento del tono o rigidez de los músculos. Por lo general, los trastornos espásticos y otros trastornos del movimiento se deben a problemas con la parte del cerebro que controla el movimiento voluntario del cuerpo, los brazos y las piernas.

Otros trastornos del movimiento habituales son:

  1. Ataxia: incapacidad de controlar o coordinar las acciones de los músculos.
  2. Corea: movimientos esporádicos rápidos y repentinos.
  3. Distonía: contorsiones.
  4. Mioclono: sacudidas repentinas, involuntarias, incontrolables y muy fuertes causadas por espasmos musculares, seguidas por la relajación.
  5. Temblor: movimiento rítmico no intencional e incontrolable de una parte del cuerpo o de los miembros.

¿Qué causa la espasticidad y los trastornos del movimiento?

El movimiento normal se produce por un sistema muy complejo que puede verse afectado por muchos procesos de enfermedad.

Algunos casos de espasticidad y trastornos del movimiento se deben a anomalías hereditarias genéticas y/o metabólicas; otros se deben a falta de oxígeno en el cerebro o a derrame cerebral, lesiones el cerebro o la médula espinal, infecciones o intoxicaciones.

A veces, la causa se desconoce.

¿Cuáles son los síntomas de la espasticidad y los trastornos del movimiento?

Además de los movimientos anormales observados, puede haber dificultades para caminar o hablar. Los niños con espasticidad y trastornos del movimiento pueden ser niños con un nivel normal o superior de inteligencia; sin embargo, pueden sufrir la incapacidad de comunicarse y es posible que tengan trastornos de aprendizaje y/o de neurodesarrollo.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento de la espasticidad y los trastornos del movimiento?

Hay diversas opciones de tratamiento para manejar la espasticidad, que incluyen medicamentos orales, inyecciones de Botox, baclofeno intratecal en modo de prueba o administrado por bomba, rizotomía dorsal selectiva y estimulación cerebral profunda. Es posible que algunos pacientes también necesiten cirugía ortopédica para corregir deformidades de los huesos o para alargar tendones.

El tratamiento óptimo de la espasticidad y los trastornos del movimiento requiere un equipo completo de subespecialidades de pediatría, que incluye neurólogos, neurocirujanos, cirujanos ortopédicos y especialistas en rehabilitación.


Revisado por: Jack Wolfsdorf

Esta página fue actualizada por última vez en: diciembre 18, 2020 05:09 p. m.

Aprenda más sobre

Espasticidad de las piernas y los pies

La espasticidad de los miembros inferiores va de leve a muy discapacitante. Los músculos afectados pueden ser hiperactivos y provocar contracturas articulares (articulaciones rígidas). Obtenga más información

Trastornos neuromusculares

Las enfermedades neuromusculares son un gran grupo complejo de diferentes tipos de trastornos (por ejemplo, las distrofias musculares) que afectan las células de la médula espinal, los nervios, la unión entre el nervio y el músculo (unión neuromuscular), o los músculos, que permiten el movimiento muscular. Obtenga más información

Inyecciones de Botox/Dysport

Una inyección de Botox o Dysport es una inyección de toxina botulínica (que causa parálisis temporal) en un músculo para aliviar la espasticidad y los movimientos involuntarios. Obtenga más información