Insuficiencia renal

también conocido como: enfermedad renal en fase terminal, insuficiencia renal, insuficiencia renal aguda o crónica.

¿Qué es la insuficiencia renal?

Los riñones son responsables de equilibrar los niveles de agua y sal del cuerpo (además de otras funciones), al filtrar el agua y el material de desecho que trae el torrente sanguíneo y transformarlos en orina para ser vaciada a través de la vejiga. La insuficiencia renal se produce cuando el daño a los riñones perjudica esta función. Puede ocurrir de forma aguda (repentina y temporal) o manifestarse como un daño crónico (lentamente progresivo y permanente) de la función renal.

¿Qué causa la insuficiencia renal?

La insuficiencia renal aguda puede ser el resultado de una menor cantidad de sangre que llega a los riñones (por hemorragias, cirugía o conmoción, paro cardíaco o causas que dañan los pequeños vasos sanguíneos que suministran sangre al riñón), algunas toxinas, medicamentos o inflamaciones de los riñones.

La insuficiencia crónica suele ser causada por otras afecciones como las siguientes:

  • Afecciones hereditarias (como el síndrome de Alport).
  • Riñones poliquísticos.
  • Cistinosis.
  • Bloqueo del tracto de salida de la orina.
En los adolescentes de más edad, los riesgos aumentan con la hipertensión, la diabetes mellitus, los trastornos autoinmunes y otros.

¿Cuáles son los síntomas de la insuficiencia renal?

Según la causa, los síntomas comunes de la insuficiencia renal aguda pueden incluir una producción de orina alta o baja, dolor abdominal, sarpullido, vómitos o diarrea con sangre, piel pálida, hinchazón de las manos o los pies o de todo el cuerpo. Los síntomas crónicos incluyen crecimiento deficiente, disminución del apetito, piel pálida, náuseas, vómitos, calambres musculares, dolor de huesos, picazón, hinchazón de pies y tobillos, infecciones recurrentes del tracto urinario, producción de orina alta o baja y muchos otros.

¿Cuáles son las opciones para el cuidado de la insuficiencia renal?

Los tratamientos dependen del tipo, la causa subyacente y la gravedad. El tratamiento de la insuficiencia renal aguda puede requerir la hospitalización, con la administración de líquidos intravenosos y el control de los electrolitos, medicamentos para aumentar la producción de orina y para controlar la presión arterial y dietas específicas. Si los desequilibrios del agua y los electrolitos se vuelven graves, o si es necesario eliminar toxinas, puede recurrirse a la diálisis.

El tratamiento de la insuficiencia renal crónica incluye dietas especiales, medicamentos para aumentar la producción de orina y para tratar la anemia y el adelgazamiento de los huesos. La eliminación del exceso de agua, la corrección de los niveles anormales de sal y de los productos de desecho pueden requerir diálisis o un trasplante de riñón.


Revisado por: Jack Wolfsdorf, MD, FAAP

Esta página fue actualizada por última vez en: agosto 19, 2020 04:20 p. m.

Nefrología

La División de Nefrología de Nicklaus Children's Hospital trata los trastornos renales y proporciona una evaluación exhaustiva de las funciones renales, incluidas las biopsias renales.

Obtenga más información