Reconstrucción del plexo braquial y del nervio periférico

también conocido como: cirugía para la lesión del plexo braquial, cirugía del nervio periférico.

¿Qué es el sistema nervioso periférico?

El sistema nervioso periférico está compuesto por los nervios que salen y entran en el cerebro y la médula espinal para controlar los músculos del cuerpo y proporcionar información sensorial al cerebro. A diferencia de las lesiones del sistema nervioso central (compuesto por el cerebro y la médula espinal), las lesiones del sistema nervioso periférico (compuesto por el resto de los nervios del cuerpo) a menudo pueden curarse por sí solas o repararse con cirugía.

¿Qué es el plexo braquial?

El plexo braquial es un conjunto o una red de nervios periféricos ubicados en el área del cuello y el hombro. El plexo, también conocido como red, comienza como 5 nervios en el cuello que salen de la médula espinal y contribuyen a las ramas (nervios periféricos) que se extienden hacia el hombro, el brazo, el antebrazo y la mano. Estos nervios suministran a los músculos de la extremidad superior señales que se inician en el cerebro y llevan la información sensorial de la extremidad superior de vuelta al cerebro.

¿Cómo se lesiona el sistema nervioso periférico (incluido el plexo braquial) y cómo se repara?

Las lesiones del sistema nervioso periférico pueden producirse por diversas causas. Los nervios pueden cortarse, estirarse, aplastarse o apretarse (comprimirse). Los nervios también pueden sufrir lesiones por toxinas (azúcar en el caso de la diabetes), alcohol, metales pesados, algunas infecciones y algunas afecciones autoinmunes (como la amiloidosis y la sarcoidosis).

Cuando los nervios se lesionan, ocasionalmente, pueden sanar por sí mismos. Cuando los nervios periféricos no pueden sanar por sí mismos, normalmente se requiere una cirugía para liberarlos de la cicatriz, o se puede realizar para repararlos o reconstruirlos. La reconstrucción de los nervios lesionados se puede realizar con injertos de otra parte del cuerpo, o con transferencias de un músculo que funciona a un músculo que no funciona.

¿Se requiere algún examen especial?

En algunos casos, se requieren exámenes especiales para proporcionar información adicional sobre el diagnóstico y el pronóstico. Estos incluyen estudios de conducción nerviosa, electromiografía, radiografías, CT (tomografías computarizadas) y MRI (resonancias magnéticas).

¿Se necesita una preparación especial?

Será necesario evitar ciertos medicamentos, alimentos y bebidas durante un período de tiempo antes de realizar el procedimiento. Es posible que algunos pacientes tengan que esperar para asegurarse de que la lesión no pueda sanar por sí sola antes de realizar el procedimiento.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

No corregir los problemas de los nervios es una posibilidad con este procedimiento complejo. El proceso de recuperación de la reconstrucción del plexo braquial y del nervio periférico suele ser largo y requiere una terapia física extensa y otras intervenciones durante la recuperación.

Revisado por: Aaron J Berger, MD

Esta página fue actualizada por última vez en: abril 06, 2021 10:23 a. m.

Aprenda más sobre

Lesiones del plexo braquial y de los nervios periféricos

El plexo braquial es una red de nervios periféricos que se originan en la región del cuello y se ramifican en varios músculos del brazo para controlar el movimiento y la sensibilidad en los hombros, el brazo, el antebrazo y la mano. Las lesiones del plexo braquial se observan con mayor frecuencia en los recién nacidos durante el proceso de parto. Otras causas pueden incluir accidentes automovilísticos o tumores que pueden afectar a los nervios. Obtenga más información

Parálisis o lesión obstétrica del plexo braquial

La lesión del plexo braquial en el nacimiento se refiere al daño al plexo braquial que ocurre en el nacimiento, y puede estar relacionado con un parto complicado. Obtenga más información