Preparando a su Niño para Cirugía de Válvula Cardiaca

La cirugía de las válvulas del corazón se utiliza para reemplazar o reparar válvulas cardiacas  enfermas o dañadas. Un precursor común de la cirugía de válvula cardiaca es la enfermedad de la válvula del corazón, que es lo que sucede cuando una válvula del corazón no se cierra completamente, lo cual puede hacer que la sangre fluya hacia atrás, limite el flujo de sangre hacia adelante, cause dolores en el pecho, cause dificultad para respirar, desmayos, o insuficiencia cardiaca. Someterse a una cirugía de válvula cardiaca puede ser beneficioso ya que el resultado final será una mejor calidad de vida. 
 

Tipos de Cirugía de Válvula Cardiaca

Hay muchos tipos diferentes de cirugía de válvula cardiaca por lo cual su doctor evaluará primero el corazón para decidir cuál tipo de cirugía es necesaria. Dentro del corazón hay cuatro válvulas: válvula aórtica, válvula mitral, válvula tricúspide y válvula pulmonar. En la cirugía abierta, el cirujano hace una incisión grande en el esternón para poder llegar al corazón y a la aorta.
Durante una cirugía de corazón abierto, a la mayoría de las personas se les conecta a una máquina de derivación cardiopulmonar o bomba de circulación extracorpórea mientras el corazón está parado, lo cual permite que la máquina haga el trabajo del corazón mientras los cirujanos realizan su labor. Hay otros tipos de cirugías de la válvula cardiaca menos invasivos y que se pueden realizar con incisiones más pequeñas en vez de cirugía abierta, o por medio de catéteres que se insertan a través de la piel. Estas técnicas incluyen tanto la reparación de la válvula en la cual el cirujano poda, moldea o reconstruye una o más valvas de la válvula, lo que es mejor para las válvulas mitral y tricúspide; como también el anillo de anuloplastia por medio del cual el cirujano repara el área en forma de anillo alrededor de la válvula, suturando un anillo ya sea  plástico, de tela o tejido alrededor de la válvula. Si la válvula está muy dañada como para repararla, en su lugar se coloca una nueva válvula. Este procedimiento se conoce como cirugía de reemplazo de válvula.

Existen muchos tipos diferentes de válvulas nuevas que se pueden usar durante una cirugía de válvula cardiaca. Estas pueden incluir válvulas mecánicas hechas por el hombre con materiales como metal o cerámica, válvulas biológicas hechas de tejido humano o animal; o se puede realizar el Procedimiento de Ross, en el cual el cirujano utiliza la válvula pulmonar para reemplazar la válvula aórtica dañada. Luego se reemplaza la válvula pulmonar con una artificial. Cada uno de estos procedimientos tiene sus ventajas y desventajas, por lo cual es muy importante consultar con el médico para saber cuál es la mejor para la situación en particular. 
 

¿Qué Esperar?

No importa qué tipo de cirugía de válvula cardiaca se esté realizando, la preparación para el procedimiento puede producir temor tanto al niño como a sus padres. Si su niño es candidato para cirugía de válvula cardiaca, es muy importante entender qué es lo que va a suceder durante el procedimiento y después del procedimiento, y tener confianza.
Si tiene alguna duda, hable con su doctor y no sienta temor de hacerle muchas preguntas. Después de todo, la confianza que usted tenga ayudará a su niño a estar menos nervioso acerca del procedimiento. Si su niño es lo suficientemente grande, háblele sobre el procedimiento. La conversación puede empezar así: “Vamos a ir al hospital y estaremos allí un poquito de tiempo para que el doctor pueda hacer que tu corazón mejore”. También es buena idea mostrarles en su propio cuerpo el sitio donde le harán la operación, a ningún niño le debería tomar por sorpresa una cirugía.
Es muy importante que permanezca en contacto con el médico de su niño a medida que la cirugía se aproxima, así usted sabrá qué medicinas debe tomar el niño el día de la cirugía y si al niño se le permitirá comer o no antes de la cirugía; y qué esperar durante la recuperación de una cirugía de válvula cardiaca. Usted también debe asegurarse de que a su niño se le han hecho con antelación todos los examines necesarios, incluyendo examines de sangre, Rayos-X del pecho, ecocardiogramas o electrocardiogramas.
 

Recuperación de la Cirugía de Válvula Cardiaca

Para la mayoría de los niños que se someten a una operación de la válvula cardiaca, es necesario que durante su recuperación permanezcan en la unidad de cuidados intensivos (CICU por sus siglas en inglés) entre 2 y 4 días después de la cirugía y en algunas ocasiones es necesario que permanezcan en el hospital de 5 a 7 días más. Algunos niños empiezan a comer y beber líquidos por sí mismos al siguiente día o a los dos días después de la cirugía, mientras que a otros niños les toma más tiempo.
Independientemente de que el niño haya sido operado de corazón abierto o con cualquiera de las otras técnicas arriba mencionadas, el doctor le informará en qué actividades el niño puede o no puede participar, cómo cuidar las incisiones, qué medicinas necesitará el niño, y cuándo podrá volver a la escuela o al jardín infantil, para prevenir infecciones graves del corazón.
Usted también deberá preguntar si su niño necesitará tomar antibióticos antes de ir al odontólogo. También será necesario que su niño visite al cardiólogo cada 6 a 12 meses

Llame el Programa Cardíaco
 305-662-8301

The Division of Spinal Surgery at Nickalaus Children's Hospital
El Dr. Christopher Tirotta, Director de Anestesiología Cardiaca del Nicklaus Children’s Hospital, explica acerca de los procedimientos especiales de anestesiología para tranquilizar tanto a los padres como a los niños.

U.S News Cardiology and Heart Surgery
Optum Center of Excellence