Síndrome de muerte súbita del lactante

también conocido como: SIDS (síndrome de muerte súbita del lactante), muerte en la cuna, muerte súbita del lactante.

¿Qué es el síndrome de muerte súbita del lactante?

El SIDS (a veces llamado muerte en la cuna o muerte súbita del lactante) es el término utilizado para describir la muerte súbita impredecible de un lactante normal de menos de 1 año de edad (generalmente entre 1 mes y 1 año), que permanece inexplicable después de que se hayan descartado todas las causas de muerte. La mayoría de estos lactantes mueren antes de los 6 meses de edad.

¿Qué causa el síndrome de muerte súbita del lactante?

La causa exacta se desconoce, sin embargo, parece haber una serie de factores de riesgo que hacen que el lactante corra un mayor riesgo. Es importante la combinación de factores cerebrales y ambientales. Estos incluyen bebés que tienen en la familia a otros bebés que han muerto con un diagnóstico de SIDS, anormalidades en el área del cerebro del bebé que controla la respiración y la excitación del sueño, el tabaquismo materno, el uso de alcohol o drogas durante el embarazo (o la exposición del bebé al humo de tabaco de otros fumadores), y las madres jóvenes de menos de 20 años de edad, cuidados prenatales maternos deficientes, infecciones respiratorias que causan problemas respiratorios, bajo peso al nacer o bebés prematuros, exceso de calor, sueño sobre el estómago o de lado, sueño sobre una superficie blanda o sueño con los padres, todos estos pueden ser factores que aumentan el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de muerte súbita del lactante?

El síndrome de muerte súbita del lactante es mortal. Por lo general, no hay síntomas ni signos de advertencia antes de que ocurra.

¿Cuáles son las opciones para el cuidado del síndrome de muerte súbita del lactante?

Aunque no hay tratamiento para el SIDS, las medidas preventivas para reducir todos los factores de riesgo (en particular, acostar al bebé boca arriba para dormir, sin sobrecalentarlo, en la habitación de los padres, en su propia cuna y en la cuna sin almohadas ni juguetes, así como en un colchón firme), además de la lactancia materna, fomentar la utilización de chupetes y la inmunización de los bebés pueden reducir el riesgo de SIDS en el bebé. Después de perder un bebé a causa del SIDS, los padres necesitan tiempo y apoyo emocional para hacer frente a la tragedia devastadora de perder un bebé.


Revisado por: Jack Wolfsdorf, MD, FAAP

Esta página fue actualizada por última vez en: septiembre 09, 2020 11:35 a. m.

Aprenda más sobre