Parálisis de Bell

también conocido como: parálisis facial

¿Qué es la parálisis de Bell?

La parálisis de Bell es un episodio repentino e inexplicable de debilidad o parálisis de parte de los músculos faciales, generalmente de un solo lado, que puede ocurrir a cualquier edad. Suele empeorar (durante algunos días) antes de mejorar. La recuperación total puede llevar de semanas a varios meses y rara vez es permanente.

¿Cuáles son las causas de la parálisis de Bell?

La parálisis de Bell ocurre a causa de un daño en el 7.º nervio craneal, el nervio que controla el movimiento de los músculos faciales, debido a una inflamación desconocida. Parece estar asociada con infecciones virales, toxinas, traumatismo, diabetes, presión arterial alta y otros factores desencadenantes.

¿Cuáles son los síntomas de la parálisis de Bell?

Algunos síntomas comunes son:

  • Dolor
  • Parálisis facial
  • Babear saliva
  • Pérdida de la sensibilidad de un lado
  • Movimientos anormales de los músculos faciales
  • Dificultad para sonreír, pestañar o cerrar un párpado de un lado del rostro
  • Lagrimeo
  • Mayor sensibilidad
  • Dolores de cabeza

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la parálisis de Bell?

En muchos casos, la parálisis de Bell se resuelve con el tiempo y lo único que debe hacerse es proteger el ojo afectado de la sequedad con tratamientos para el cuidado de los ojos. Otras opciones incluyen esteroides, medicamentos antivirales, analgésicos y/o terapia física.

No hay evidencia de que las terapias alternativas sean beneficiosas.

Es posible que se requiera cirugía plástica en los casos más extremos.


Revisado por: Jack Wolfsdorf, MD, FAAP

Esta página fue actualizada por última vez en: septiembre 09, 2020 11:33 a. m.

Aprenda más sobre

Terapia física

La terapia física es una forma de terapia que ayuda a las personas a rehabilitarse a través de ejercicios, estiramiento y ortopedia a fin de recuperar la movilidad y la función del cuerpo. Obtenga más información