Prueba de hidrógeno en el aliento

también conocido como: prueba de aliento, prueba de hidrógeno en el aliento para el sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado.

¿Qué es una prueba de hidrógeno en el aliento?

Si un médico sospecha que un paciente está experimentando problemas digestivos en los que los alimentos no se digieren correctamente, puede solicitar una prueba de hidrógeno en el aliento.

El hidrógeno es producido por bacterias en el tracto digestivo. Si se detecta una gran cantidad de hidrógeno mediante la prueba de hidrógeno en el aliento, es una indicación de que una gran cantidad de alimentos no absorbidos ha llegado a los intestinos.

¿Qué sucede durante el procedimiento?

Después de ayunar durante 12 horas, un paciente llena un balón con la respiración. Luego, el paciente consume un azúcar de prueba, como lactosa y glucosa o lactulosa, que es un azúcar no absorbible, y repite la prueba cada 15 minutos durante varias horas.

¿Se necesita alguna preparación especial?

El paciente debe evitar comer durante 12 horas antes de la prueba de hidrógeno en el aliento.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

No hay riesgos relacionados con la prueba de hidrógeno en el aliento.


Revisado por: Carrie Firestone Baum, MD

Esta página fue actualizada por última vez en: mayo 12, 2021 03:29 p. m.

Gastroenterología Pediátrica

La División de Gastroenterología Pediátrica de Nicklaus Children's Hospital se dedica al tratamiento de una variedad de complicaciones gastrointestinales en bebes, niño, y adolescentes con un enfoque multidisciplinario.

Obtenga más información

Aprenda más sobre

Pancreatitis

La pancreatitis es una inflamación del páncreas. El páncreas es un órgano abdominal que se encuentra en la parte superior del abdomen y que desempeña un papel importante en la digestión y el control del azúcar en la sangre (glucemia) del cuerpo. Obtenga más información

Prueba de intolerancia a la lactosa

Esta prueba se usa para determinar si un niño es intolerante a la leche u otros productos que contengan lactosa. La detección temprana puede prevenir molestias innecesarias y puede tratarse con una dieta adecuada. Obtenga más información