Infusión continua de insulina

también conocido como: bomba, terapia con bomba de insulina.

¿Qué es la infusión continua de insulina?

La infusión continua de insulina es un tratamiento para la diabetes que ayuda a mantener los niveles de glucosa en sangre bajo control en personas con diabetes. En lugar de inyectarse insulina frecuentemente, la persona con una bomba de insulina recibe dosis precisas de insulina que se administran durante el día.

¿Es necesaria alguna preparación especial?

No se requiere ninguna preparación especial para la infusión continua de insulina, aunque se requiere un control razonable de la glucosa y un monitoreo regular del azúcar en la sangre (glucemia).

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Los problemas en el lugar de la inserción o la ineficacia debido a la inserción indebida son posibles factores de riesgo de la infusión continua de insulina. Al igual que con todos los tratamientos para la diabetes basados en insulina, es posible que haya hipoglucemia. Se recomienda a los pacientes mantenerse en contacto con el consultorio, especialmente cuando recién comienzan a usar la bomba, si observan niveles anormales de azúcar en la sangre (glucemia).


Revisado por: Joshua W Tarkoff, MD

Esta página fue actualizada por última vez en: 26/11/2019 2:27:27 p. m.

Centro de Tratamiento de la Diabetes Infantil

Nicklaus Children's se dedica al tratamiento y manejo de la diabetes en bebés, niños y adolescentes.

Obtenga más información

Aprenda más sobre

Diabetes (tipo 2)

La diabetes tipo 2 es una enfermedad en la que el cuerpo tiene niveles de azúcar en la sangre (glucemia) más altos que los normales. Obtenga más información

Diabetes (tipo 1)

Normalmente, el páncreas produce una hormona llamada insulina que permite que el azúcar en la sangre se traslade a las células del cuerpo para aportar energía. En los niños con diabetes tipo 1, el cuerpo del niño deja de producir insulina. Obtenga más información

Monitoreo continuo de la glucosa

Muchas personas con diabetes deben controlar su glucosa en sangre varias veces al día. El monitoreo continuo de la glucosa ofrece niveles de glucosa en sangre casi constantes (medidos cada 5 minutos) mediante un dispositivo que se implanta en el cuerpo. Obtenga más información