Centro de Deformidades en la Pared Torácica

Líder de la Florida en la evaluación y el tratamiento de deformidades de la pared torácica en niños y adolescentes

El Único centro de la Florida en ofrecer tratamiento ortopédico aprobado por la FDA para el pectus carinatum, además de cirugía mínimamente invasiva para el tórax en embudo.

two healthy boys smiling white framing element
two healthy boys smiling white framing element

El Centro de Excelencia de Deformidades en la Pared Torácica en Nicklaus Children’s Hospital es el líder de la Florida en la evaluación y el tratamiento de las deformidades de la pared torácica, y es el único centro en el estado que ofrece un tratamiento integral para el pectus carinatum más raro.

El Centro ofrece tanto cirugías tradicionales como operaciones mínimamente invasivas para las deformidades de la pared torácica. Se revisan las opciones de tratamiento y se elige un curso de tratamiento con el aporte de la familia, en función de la gravedad y la asimetría del defecto. Las reparaciones quirúrgicas se personalizan para corregir mejor la afección específica de cada paciente.

El compromiso de nuestro centro

El equipo de Nicklaus Children’s Hospital se esfuerza por darle a cada niño o adolescente con una anomalía de la pared torácica el mejor tratamiento posible mediante el uso de la última tecnología.

Nos comprometemos normalizar el contorno del pecho lo más rápido y eficientemente posible. Para la reparación quirúrgica, los cirujanos pediátricos colaboran con fisioterapeutas, enfermeros y otros médicos, incluidos anestesiólogos y otros miembros del equipo de manejo del dolor, radiólogos, geneticistas y cirujanos ortopédicos, para que la recuperación sea lo menos dolorosa y lo más eficiente posible. Para los tratamientos no quirúrgicos, nuestros terapeutas y ortopedistas colaboran con el cirujano para lograr una corrección más rápida sin los riesgos y las molestias de la cirugía. Somos conscientes de la confianza que deposita en nosotros mientras atendemos a sus hijos.

Tratamientos y Procedimientos

Nicklaus Children’s Hospital ha sido líder en el tratamiento de las deformaciones en la pared torácica durante décadas. A lo largo de las años, cientos de pacientes han disfrutado de los beneficios fisiológicos y estéticos del remodelado torácico. En 1997, nuestros cirujanos fueron los segundos en el país en realizar las reparaciones mínimamente invasivas de Nuss para el tórax en embudo.

Condiciones que Tratamos

Además de deformidades congénitas de la pared torácica, el Centro también brinda atención a niños y adolescentes con irregularidades torácicas que resultan debido a las cirugías por cáncer. Las deformidades de la pared torácica, que incluyen el tórax en embudo (pecho hundido) y su opuesto, el pectus carinatum (pecho protuberante) afectan a uno de 400 niños o adolescentes.

Tratamiento no quirúrgico para niños con pecho protuberante

El Centro de Excelencia de Deformidades en la Pared Torácica en Nicklaus Children’s Hospital es el único centro en la Florida en ofrecer un tratamiento ortopédico aprobado por la FDA para el pectus carinatum, además de las opciones quirúrgicas integrales para los niños y adolescentes.

La terapia con corsé ortopédico torácico es un método no quirúrgico para tratar el pectus carinatum que utiliza un corsé ortopédico de pared torácica personalizado, hecho a medida para los detalles específicos de cada paciente, a fin de reducir la protrusión torácica con el tiempo. El corsé ortopédico se usa bajo la ropa y, en combinación con un programa de ejercicios, puede corregir completamente el problema. El tiempo durante el cual se debe usar el corsé ortopédico depende del tipo y la gravedad de la protuberancia, pero la mayoría de los defectos típicamente responden bien con seis a ocho meses de tratamiento.

Antes y después del tratamiento con corsé ortopédico torácico del pectus carinatum

Cirugía innovadora para pacientes con pecho hundido 

Aproximadamente uno de cada 1,000 niños sufre de tórax en embudo, una deformidad congénita del pecho en la que el esternón mira hacia adentro y ejerce presión sobre el corazón y los pulmones. Este trastorno puede restringir el crecimiento de los órganos vitales del pecho y volverse más grave a medida que crece un niño. Los síntomas de este trastorno pueden incluir dolor en el pecho, prolapso de la válvula mitral, palpitaciones cardíacas, enfermedad respiratoria e intolerancia al ejercicio.

Nuestro equipo quirúrgico pediátrico ha aplicado un tratamiento quirúrgico innovador para corregir esta afección, con numerosos beneficios para los pacientes jóvenes. Utilizando procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos, se implanta una barra de acero inoxidable para cambiar la forma del pecho hundido del paciente. Esta barra sostiene el pecho hasta que el cuerpo del niño se haya moldeado a una posición más normal, un proceso que toma aproximadamente dos años en la mayoría de los casos.

La cirugía de tórax en embudo requiere solo unas pocas incisiones, para reducir las cicatrices, y requiere aproximadamente 40 minutos, en comparación con las cuatro a seis horas requeridas para la reconstrucción del pecho. La pérdida de sangre también es mínima en comparación con otros procedimientos. Por lo general, los niños pueden retomar la actividad normal en aproximadamente un mes.

La cirugía de tórax en embudo proporciona excelentes resultados funcionales y estéticos a largo plazo, lo que hace que sea más fácil para el niño respirar, mientras recupera la expansión normal del pecho y el crecimiento adecuado de los pulmones y el corazón.

Antes y después del tratamiento quirúrgico del tórax en embudo