Extracción de un diente

La extracción de un diente es la extracción del diente del alvéolo dentario.

La extracción de un diente de leche no es un procedimiento muy difícil pero debe considerarse cuidadosamente antes de realizarse. Muchos padres creen que los dientes de su hijo carecen de valor y deben extraerse en lugar de conservarse. Los dientes de leche cumplen una función importante y extraerlos de forma prematura puede causar muchos problemas. Los dientes de leche actúan como aparatos de ortodoncia naturales. Guían a los dientes definitivos al sitio correcto y reservan el lugar de la boca para que los dientes definitivos no se amontonen al salir.

La extracción temprana de un diente de leche puede hacer que se cierre el espacio abierto que ocupaba y, en consecuencia, el diente definitivo que se encuentra debajo no puede ingresar a dicho espacio sin torcerse. Siempre es mejor conservar el diente real diseñado de forma natural pero esto no siempre puede lograrse. Un conservador de espacio fijo puede conservar el espacio hasta que salga el diente definitivo que se encuentra debajo. La ortodoncia móvil también es una opción pero muchos niños la pierden o no la usan.

Afortunadamente, de ser necesaria, la extracción de un diente de leche por lo general es un procedimiento sencillo. Los niños requieren mucho menos anestesia que los adultos y, por lo general, no presentan molestias o éstas son leves durante el procedimiento. En general están entusiasmados por la llegada del Ratón Pérez y no se preocupan por el posible dolor dental. La mayoría de los niños no necesitan un analgésico narcótico ni medicamentos para el dolor.

Si quiere solicitar una cita, favor llamar al(786) 624-3368

Llame a Odontología
786-624-3368