Vejiga neurógena

también conocido como: disfunción por vejiga neurógena.

¿Qué es la vejiga neurógena?

La vejiga neurógena significa que la vejiga de un bebé/niño no se vacía apropiadamente debido a problemas con el cerebro, la médula espinal o los nervios que controlan la función de la vejiga, esencialmente paralizándola.

¿Cuáles son las causas de la vejiga neurógena?

En bebés/niños, la vejiga neurógena típicamente es causada por un defecto de nacimiento o un daño ocurrido posteriormente en la niñez. Algunas causas frecuentes incluyen la espina bífida (o mielodisplasia, una anormalidad congénita de la médula espinal), lesión espinal (por ejemplo, por un accidente en un vehículo motorizado) o por tumores en el sistema nervioso central o la pelvis.

¿Cuáles son los síntomas de la vejiga neurógena?

Generalmente, los síntomas incluyen incontinencia urinaria (pérdida involuntaria de orina), pérdida de la sensación de tener la vejiga llena con dificultades para orinar, necesidad de orinar frecuentemente y volúmenes pequeños de orina durante la micción. Los síntomas también pueden incluir los de una infección del tracto urinario o cálculos renales.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la vejiga neurógena?

Aunque no existe una cura para la vejiga neurógena, existen múltiples opciones de tratamiento, que incluyen:

  • “Orinar de forma temporizada” para prevenir accidentes miccionales y proteger los riñones
  • Insertar un pequeño tubo (catéter), intermitente o permanentemente (catéter permanente) en la vejiga para vaciarla.
  • Medicamentos para ayudar a relajar la vejiga
  • Antibióticos para tratar una infección del tracto urinario o reducir las probabilidades de que se produzca, inserción de un manguito artificial en la vejiga para prevenir la pérdida involuntaria de orina
  • En algunos casos, puede ser necesario una cirugía

Revisado por: Jack Wolfsdorf, MD, FAAP

Esta página fue actualizada por última vez en: octubre 10, 2019 03:51 p. m.