Terrores nocturnos

también conocido como: terrores del sueño.

¿Qué son los terrores nocturnos?

Los terrores nocturnos son episodios de gritos, sacudidas y temor intenso que ocurren durante el sueño. Se diferencian de las pesadillas ya que el niño permanece dormido y normalmente no recuerda el episodio. Los terrores nocturnos son bastante comunes entre los niños.

¿Qué causa los terrores nocturnos?

La causa exacta de los terrores nocturnos no está clara. Las personas con antecedentes familiares de terrores nocturnos son más propensas a padecerlos. A veces pueden acompañar a otros problemas médicos o producirse junto con fiebre, estrés o alteraciones del horario normal de sueño.

¿Cuáles son los síntomas de los terrores nocturnos?

Algunos de los síntomas más comunes de los terrores nocturnos son los gritos, los ojos muy abiertos, la desorientación, las patadas, las sacudidas, la incorporación en la cama, la respiración agitada, la sudoración, la aceleración de los latidos del corazón y la dilatación de las pupilas. Con frecuencia, el niño no recuerda el suceso.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para el terror nocturno?

En la mayoría de los casos, los terrores nocturnos no requieren ningún tratamiento. El niño dejará de tenerlos con el tiempo. Los casos más preocupantes o frecuentes de terrores nocturnos pueden tratarse con medicación, despertando a la persona anticipadamente o tratando la enfermedad subyacente.


Revisado por: Mercedes Bello, MD

Esta página fue actualizada por última vez en: febrero 11, 2021 03:02 p. m.

Aprenda más sobre

Trastornos del sueño

Dos de cada tres niños menores de 10 años tienen algún tipo de problema del sueño. Los problemas del sueño se pueden dividir en dos grandes grupos: disomnias y parasomnias. Obtenga más información

Parasomnia

La parasomnia comprende una amplia variedad de comportamientos que ocurren durante el sueño. Obtenga más información