Programa Extra-Corpóreo de Apoyo a la Vida

Programa capaciatado para intervenir a salvar la vida de los niños e infantes más críticamente enfermos.

Nuestro programa incluye la Terapia de Oxigenación Extracorpórea de las Membranas y es uno de los tres únicos en la nación en realizar apheresis pediátrica terapéutica de emergencia, una forma efectiva y segura de tratar las infecciones y enfermedades graves de la sangre.

paciente conectado a la máquina ECMO white framing element
paciente conectado a la máquina ECMO white framing element

En 1988 la Unidad Pediátrica de Cuidado Intensivo del Nicklaus Children's Hospital, fue pionera en un avance médico sin precedentes al inaugurar el primer programa extra corpóreo de apoyo a la vida (Extra Corporeal Life Support, ECLS por sus siglas en Inglés) cuya importancia radica en su capacidad de intervenir para salvar la vida de los niños e infantes más críticamente enfermos de la región. Desde su inicio, el programa ECLS del Nicklaus Children's Hospital, se enorgullece en haber dotado de nueva vida a cientos de jóvenes, manteniendo uno de los mejores registros de resultados en el sector.

El programa ECLS incluye Terapia de Oxigenación Extracorpórea de las Membranas (Extra Corporeal Membrane Oxigenation, ECMO) y es uno de los tres únicos en la nación en realizar apheresis pediátrica terapéutica de emergencia, una forma efectiva y segura de tratar las infecciones y enfermedades graves de la sangre.

Los servicios de ECLS son brindados a través de la Unidad Pediátrica de Cuidado Intensivo del Nicklaus Children's Hospital, el centro líder de cuidado pediátrico en el estado de la Florida.

¿Qué es la terapia de apheresis?

La terapia de apheresis se utiliza en el tratamiento de infecciones y enfermedades serias de las sangre. Este procedimiento implica remover la sangre del cuerpo del paciente para procesar componentes claves y posteriormente devolver el resto de la sangre al cuerpo del paciente.

Se pueden administrar tres formas de terapia de apheresis, dependiendo de la condición del paciente:

  • Intercambio Terapéutico de Plasma: Este método es utilizado para remover plasma del cuerpo de los niños con enfermedades y alteraciones que dejan sustancias toxicas y nocivas en el suministro sanguíneo. Se utiliza frecuentemente en el tratamiento de niños con meningitis. Guillain Barre, Síndrome Hemolítico Urémico y Lupus Erythematosus. Tras haber removido el plasma dañado, el niño recibe nuevo plasma.
  • Intercambio de Glóbulos Rojos: Comúnmente utilizado para tratar a pacientes con enfermedades tipo Anemia Sickle Cell, Malaria, y otras enfermedades que atacan a los glóbulos rojos. Este tratamiento implica remover los glóbulos rojos defectuosos, para devolver posteriormente al paciente glóbulos rojos sanos.
  • Leukopheresis: Este procedimiento se utiliza para tratar a los pacientes con cáncer. Un tipo de tratamiento - utilizado para niños con enfermedades cancerígenas como el linfoma - implica remover el exceso anormal de glóbulos blancos asociados con la enfermedad. El segundo tipo permite recolectar células madre del torrente sanguíneo, las cuales luego serán devueltas al paciente con cáncer durante un trasplante de médula ósea.

¿Qué es ECMO?

ECMO significa Oxigenación Extracorpórea de las Membranas. Extracorpóreo significa fuera del cuerpo humano. Un oxigenador de membranas es una pieza de equipamiento que actúa como un pulmón para proporcionar oxígeno a la sangre del niño. El circuito ECMO ejerce como un corazón y un pulmón artificial para el paciente que lo utiliza.

ECMO es una técnica capaz de salvar vidas que imita la función natural del corazón y de los pulmones, permitiendo que el infante o el niño descansen mientras que el proceso curador natural de los órganos afectados se lleva a cabo. Esta técnica se utiliza para los recién nacidos y los niños que sufren de carencias cardíacas o respiratorias como resultado de traumas, defectos de nacimiento o infecciones severas.

Durante el curso de la terapia y mientras el paciente se encuentra bajo este "sistema cardio-pulmonar", el niño es el centro de los esfuerzos de un equipo médico altamente coordinado las 24 horas del día. El procedimiento ECMO incluye canalizar la sangre del paciente en un cilindro a modo de rodillo que ejerce como corazón del paciente durante el tratamiento. La bomba impulsora envía sangre a través de un oxigenador, que ejerce como un pulmón artificial, proporcionando oxígeno a la sangre y removiendo el Dióxido de Carbono para devolver sangre oxigenada al paciente.

Durante el tratamiento con ECMO, el corazón del niño continúa latiendo, pero con un menor esfuerzo porque la máquina ECMO realiza gran parte del trabajo de bombeo. El tiempo durante el cual el niño permanece bajo terapia depende del diagnóstico y de la reacción individual de cada niño.

Candidatos para ECMO

ECMO es utilizado para ayudar a los bebés con una gran variedad de retos médicos incluyendo:

  • Hipertensión Pulmonar Persistente
  • Síndrome de Aspiración Meconium
  • Infección o Asepsia
  • Neumonía
  • Hernia Congénita Diafragmática
  • Enfermedades Congénitas del Corazón
  • Enfermedad de la Membrana Hyalina

ECMO también se utiliza en niños mayores que sufren de las siguientes alteraciones:

  • Reparo Cardíaco Post Operatorio
  • Myocarditis
  • Asepsia
  • Neumonía
  • Neumonía de Aspiración
  • Asma
  • Ahogo Cercano (Near Drowning)
  • Ingestión de Hidrocarburos (fluido de mechero, aguarrás)

En los adultos, ECMO está indicado para:

  • Enfermedades subyacentes reversibles
  • Shock Séptico
  • Neumonía
  • Fallo Pulmonar

Fisiología de ECMO

  • Venoso Arterial (VA) - En VA, el catéter es colocado en la vena ubicada en el lado derecho del cuello para remover del cuerpo la sangre que no ha sido oxigenada. Un segundo catéter es colocado en la arteria ubicada en el lado derecho del cuello para devolver sangre oxigenada desde el circuito ECMO hasta el cuerpo.
  • Venoso Venoso (VV) - En VV un solo catéter es colocado en la vena. VV ECMO solo proporciona apoyo a los pulmones, mientras que VA proporciona apoyo al corazón y a los pulmones.

El flujo de sangre en ECMO se mantiene en cantidades suficientes para abastecer adecuadamente al paciente y permitir que sus pulmones y su corazón descansen. En la mayoría de los infantes, esto puede lograse con flujos de un margen del 80 por ciento de la producción cardíaca requerida.

ECMO también se mantiene a un nivel suficiente para que se logre un abastecimiento de oxígeno adecuado a las necesidades del paciente. Estas necesidades de oxigenación pueden cambiar, dependiendo de la condición del paciente.

Descontinuación de ECMO

Inicialmente, cuando colocamos ECMO en el paciente, el flujo de la bomba se mantiene en un nivel alto para permitir que el corazón y los pulmones descansen. Según las funciones de estos órganos empiecen a mejorar, el flujo de EMCO será disminuido, permitiendo que el corazón y los pulmones incrementen su trabajo.

La función del corazón y de los pulmones es medida a través de muestras de sangre, rayos x, movimientos del pecho y ecocardiogramas. Una vez que haya mejorado la condición del paciente, el flujo de ECMO será disminuido y el paciente será tratado sin la bomba durante un par de horas.

Si durante este período de tiempo el paciente permanece estable, ECMO puede descontinuarse y el paciente requerirá ventilación completa la cual también será reducida una vez que el paciente mejore. Una vez que se haya descontinuado ECMO, los catéteres serán removidos del cuello del paciente y los conductos serán reparados.

Complicacioones del ECMO

Existen numerosas complicaciones que pueden ocurrir durante la administración de ECMO:

  • El sangrado interno puede ocurrir debido a que debe evitarse la coagulación de la sangre. Una medicina llamada Heparinaes administrada para licuar la sangre lo cual puede acarrear problemas de sangrado.
  • Siempre que se inserta un tubo en un conducto sanguíneo, existen riesgos de infección, complicaciones quirúrgicas y embolia, los cuales pueden ocurrir porque el procedimiento incluye el atado de dos conductos sanguíneos, típicamente la arteria carótida y la vena yugular.
  • Los coágulos de sangre pueden ocurrir aunque el circuito este vigilado visualmente para detectar cualquier signo de coagulación o formación de aire.
  • Las infecciones relacionadas con las transfusiones pueden ocurrir debido a que los pacientes estarán recibiendo transfusiones de sangre y de productos de sangre.
  • Los fallos o complicaciones mecánicas pueden ocurrir tal y como ocurren en cualquier otra pieza de equipamiento.

La Historia de ECMO

Oxigenación Extracorpórea de las Membranas (ECMO) es el uso de circulación extracorpórea e intercambio de gas para proveer apoyo de vida temporal a los pacientes con deficiencias cardíacas o pulmonares. Un componente clave de ECMO es el transporte de oxígeno a la sangre a través de una membrana semi-permeable. Este fenómeno fue reconocido por primera vez en 1944 cuando Kolf y Berk descubrieron que la sangre se oxigenaba cuando traspasaba las membranas de celofán de un riñón artificial utilizado en su estudio científico investigativo.

El concepto de desvío cardio-pulmonar fue desarrollado a principios de 1950. Los dispositivos que se utilizaban en esa fecha eran discos o burbujas oxigenadoras con un punto de contacto directo de oxígeno y sangre. La hemólisis ocurría a las pocas horas del desvío cardio-pulmonar, lo que excluyó su uso para el tratamiento a largo plazo. El desarrollo de la primera membrana oxigenadora por Clones en 1965, permitió que los desvíos cardio-pulmonares prolongados fueran factibles.

Las décadas entre 1960 y 1970 fueron destacadas por avances en técnicas e investigación para el apoyo pulmonar prolongado. Un estudio donde colaboraron nueve hospitales fue organizado por el Instituto Nacional del Corazón, del Pulmón y de la Sangre (National Heart, Lung, and Blood Institute) para estudiar terapias ECMO en adultos con insuficiencia pulmonar. Desafortunadamente, el índice de supervivencia no mejoró. El estudio tuvo varios problemas (1) El tipo y complejidad del proceso de enfermedad de cada paciente eran diferentes; (2) Los pacientes iniciaban la terapia cuando el daño a los pulmones era calificado como irreversible; (3) El apoyo intensivo por ventilación era continuo, lo cual perpetuaba el daño pulmonar.

Las primeras experiencias en utilizar ECMO en los niños fueron similares a las experiencias con los adultos. Sin embargo, estos estudios sugirieron que ECMO era técnicamente posible y tenía el potencial de revertir el fallo pulmonar en pacientes adecuados que fueron tratados temprano y no presentaban daño pulmonar irreversible.

Uno de los pacientes elegidos para ECMO fue un infante prematuro con una enfermedad de la membrana hyalina. Los infantes con esta enfermedad sufren un riesgo inaceptable de hemorragia intracraneal. La combinación de hipoxia, hipotermia, acidosis, heparinización sistémica, y alteraciones de la circulación cerebral resultaron en una alta y prohibitiva mortalidad. ECMO fue altamente exitoso cuando Barlett y sus asociados fueron pioneros en el tratamiento de fallos respiratorios reversibles agudos en infantes cercanos al término.

Debido a los esfuerzos pioneros del Dr. Barlett y sus asociados, estamos capacitados para ofrecer ECMO a este tipo de infantes con éxito. Actualmente existen más de 85 centros a nivel internacional ofreciendo ECMO con más de 20,000 infantes tratados hasta la fecha. La tasa promedio de supervivencia es del 83 por ciento para los recién nacidos, quienes antes de la existencia de ECMO tenían una tasa de supervivencia del 20 por ciento.

1ero

El primer hospital pediátrico en la Flroida en ofrecer ECMO para niños en estado gravemente crítico.

30+

Más de 30 años de experiencia.

Historias para Inspirar

El pequeño Felix ingresó a la Unidad de cuidados intensivos pediátricos y tuvo que someterse a una oxigenación por membrana extracorpórea (Extracorporeal Membrane Oxygenation, ECMO), un procedimiento que le salvó la vida.
Más historias de pacientes

Premios y Asociaciones