TBI (lesión cerebral traumática)

también conocido como: TBI (lesión cerebral traumática), lesión en la cabeza y traumatismo craneal, lesión cerebral.

¿Qué es una lesión cerebral traumática?

Una TBI es una lesión cerebral causada por un impacto físico directo o indirecto en la cabeza y/o el cerebro. Una TBI contusa se produce a partir de un impacto con otro objeto, mientras que una TBI penetrante ocurre generalmente cuando una bala u objeto puntiagudo como una flecha perforan el cráneo y penetra en el cerebro. La TBI además se clasifica según la gravedad inicial y la duración de la depresión del estado de conciencia por medio de la GCS (escala de coma de Glasgow). Aunque no es ideal, el puntaje de la GCS suele estar correlacionado con el resultado, y los puntajes más altos están asociados con mejores resultados. La conmoción se encuentra en una categoría “leve” de TBI, aunque como muchos dicen: “una conmoción no tiene nada de leve”.

¿Cuáles son las causas de una lesión cerebral traumática?

Las causas más comunes (etiologías o mecanismos) de la TBI varían según la edad del niño. Los niños muy pequeños comúnmente sufren TBI debido a caídas y maltrato físico, mientras que en los adolescentes el mecanismo más común de la TBI son los accidentes automovilísticos, los traumatismos deportivos y los actos de violencia como heridas de arma de fuego y agresión.

¿Cuáles son los síntomas de una lesión cerebral traumática?

Los síntomas de una TBI se clasifican en 4 campos principales: alteraciones cognitivas, físicas, emocionales/conductuales y del sueño. El coma, de distintas profundidades y duraciones, es una característica de la TBI grave, mientras que la pérdida de la conciencia breve se produce en tan solo el 10 al 15 % de las conmociones.

  • La disfunción cognitiva después de una TBI grave suele ser severa y permanente, mientras que los problemas leves de concentración, memoria y atención causados por una TBI suelen resolverse con el tiempo.
  • Los síntomas físicos de la TBI grave incluyen convulsiones, pérdida de funciones importantes del cerebro como la capacidad para ver, deglutir, hablar, caminar, mover los brazos, las manos y las piernas, sentir dolor crónico, etc. En casos de TBI leve, los síntomas físicos más comunes incluyen dolor de cabeza, fatiga, disfunción vestibular o del equilibrio, problemas para mover los ojos y sensibilidad a la luz y al ruido.
  • Los problemas emocionales o conductuales incluyen disminución de la atención, la concentración y el enfoque, pérdida del control de los impulsos y del control de la ira, depresión y ansiedad.
  • Las alteraciones del sueño suelen manifestarse como tener dificultad para dormir, despertarse por la noche y sentir fatiga durante el día. Todos estos síntomas empeoran los retos cognitivos, físicos y emocionales producidos por la lesión primaria.

Además, las lesiones en el cuello son muy comunes incluso con una TBI leve y deben evaluarse de forma temprana para que pueda brindarse terapia eficaz.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para una lesión cerebral traumática?

El tratamiento de las TBI de todos los niveles de gravedad es fundamentalmente un proceso basado en los síntomas o problemas. No hay medicamentos o tratamientos para la lesión traumática primaria del cerebro. La terapia se enfoca en recuperar las funciones perdidas, reducir o eliminar los síntomas debilitantes y enseñarles al niño y a su familia cómo lidiar con la pérdida persistente de habilidades en los casos en los que se produce y cómo tratar dicha pérdida. Es posible que se requieran múltiples disciplinas (terapia física, terapia ocupacional, terapia del habla, neuropsicología, psicología, ortopedia, neurología, neurocirugía y otras) para abordar los desafíos que los niños y familias enfrentan después de una TBI.

Afortunadamente, el cerebro en desarrollo tiene una gran capacidad de neuroplasticidad, lo que significa que las partes sanas del cerebro asisten con las funciones perdidas o toman el control de las regiones lesionadas. Los mejores resultados se logran a través de la atención persistente a todas las necesidades del niño con una TBI y su familia y la prevención de lesiones secundarias.

Es posible que se necesiten servicios a largo plazo con muchos especialistas en rehabilitación. Nicklaus Children’s Hospital, como centro de trauma pediátrico designado, cuenta con todos los especialistas y centros para ofrecer todos los servicios a corto y largo plazo necesarios.

Revisado por: John W Kuluz, MD

Esta página fue actualizada por última vez en: diciembre 18, 2020 05:12 p. m.

Aprenda más sobre

Discapacidad visual cortical

Los problemas de la visión temporarios o permanentes que ocurren debido a una lesión o un daño en las áreas del cerebro responsables de la visión (a diferencia de los problemas en los ojos) se conocen como discapacidad visual cortical. Obtenga más información

Trastornos neuropsiquiátricos

El trastorno neuropsiquiátrico es un término médico general que abarca una amplia gama de enfermedades que involucran tanto a la neurología como a la psiquiatría. Obtenga más información

Ecografía cerebral

Una ecografía o ultrasonido es una prueba médica de obtención de imágenes en la que se utilizan las ondas sonoras que emite una máquina especial para producir imágenes del cuerpo. Cuando se usa el ultrasonido para generar imágenes del cerebro, se conoce como ecografía cerebral. Obtenga más información

Imágenes por resonancia magnética (MRI) del cerebro

Una prueba de imágenes por resonancia magnética del cerebro es un procedimiento médico que se realiza para obtener imágenes del cerebro. Se diferencia de los estudios de tomografía computarizada en que no se usa radiación. Obtenga más información