Crup

también conocido como: crup viral, crup espasmódico.

¿Qué es el crup?

El crup se refiere a una infección contagiosa de las vías respiratorias superiores (la laringe y la tráquea) que irrita, inflama, hincha y obstruye las vías respiratorias superiores de los bebés y niños pequeños, entre los 3 meses y los 5 años de edad (máximo de 24 meses, especialmente en los varones, y predominantemente en el otoño y a principios del invierno).  Produce dificultades respiratorias y una tos característica que termina con un silbido agudo (estridor) cuando el niño inhala.

¿Qué causa el crup?

El crup puede ser causado por cualquier virus que afecte las vías respiratorias superiores (más frecuentemente el virus de la parainfluenza).

¿Cuáles son los síntomas del crup?

Por lo general, el crup comienza con síntomas como un “resfriado” común que se manifiesta con el desarrollo de una tos de tipo ladrido fuerte, que empeora por la noche y con el llanto. Los síntomas suelen durar de 3 a 5 días.

En aproximadamente el 5 % de los niños, las dificultades respiratorias (ritmo rápido y dificultad para respirar), además de babeo, dificultad para tragar, ansiedad, apatía, agitación o fatiga o el desarrollo de un color azulado en los labios, las uñas, la piel y la lengua (cianosis), requieren la hospitalización del niño.

¿Cuáles son las opciones para el cuidado del crup?

En la mayoría de los casos, el crup se puede tratar en casa (consulte con su pediatra para saber qué cosas pueden hacer que su hijo se sienta más cómodo).

Si los síntomas persisten o empeoran, el pediatra puede recetar esteroides (dexametasona) para reducir la inflamación e hinchazón de las vías respiratorias. La hospitalización es necesaria en casos graves de crup; en muy pocas ocasiones, puede ser necesario el uso de un tubo respiratorio colocado en la tráquea para ayudar a que su niño respire con mayor facilidad.

Otras opciones de cuidado incluyen:

  • Usar un humidificador o sentarse en el baño con su niño mientras el agua caliente corre en la ducha.
  • Tratar la fiebre de su niño con medicamentos de venta libre, como acetaminofeno e ibuprofeno. Nunca dar aspirinas a un niño menor de 18 años de edad.
  • Dormir en la misma habitación que su hijo, de modo que usted sepa inmediatamente si él o ella comienza a tener problemas para respirar.
  • Evitar la exposición al humo del cigarrillo.

Revisado por: Sunil U Bochare, M.D.

Esta página fue actualizada por última vez en: noviembre 15, 2019 02:38 p. m.

Enfermedades Infecciosas

La División de Enfermedades Infecciosas del Nicklaus Children’s Hospital utiliza herramientas de diagnóstico de última generación para identificar enfermedades agudas o crónicas, para instituir un tratamiento lo más rápidamente posible.

Obtenga más información