Anomalías en la pared abdominal

también conocido como: defecto en la pared abdominal, onfalocele, gastrosquisis

¿Qué son las anomalías en la pared abdominal?

Cuando un lactante tiene un defecto de nacimiento que consiste en una abertura en el abdomen, esto comúnmente se conoce como una anomalía en la pared abdominal o defecto en la pared abdominal. A menudo, ciertos órganos (estómago, intestino, hígado u otros órganos) pueden sobresalir a través de esta abertura poco común, lo que puede causar complicaciones importantes inmediatamente después del parto.

Hay dos tipos principales de defectos en la pared abdominal: onfalocele y gastrosquisis. En la onfalocele, generalmente una membrana cubre el intestino y lo protege del líquido amniótico en el que el bebé flota dentro del útero. En la gastrosquisis, no hay membrana, y los órganos pueden estar cubiertos por tejido cicatricial a causa del líquido amniótico. Muchas veces, estos defectos se detectan durante el embarazo de la madre en sus exámenes de ultrasonido de control.

¿Qué causa las anomalías en la pared abdominal?

La mayoría de las anomalías en la pared abdominal son esporádicas y ocurren ocasionalmente sin antecedentes familiares o anomalías genéticas. Sin embargo, en algunos casos, en especial con la onfalocele, las anomalías en la pared abdominal a menudo se relacionan con factores genéticos, como cromosomas adicionales, y puede haber otros defectos, como en el corazón.

¿Cuáles son los síntomas de las anomalías en la pared abdominal?

Las aberturas en la pared abdominal suelen detectarse por medio de exámenes de ultrasonido antes del parto. La mayoría de las madres no tienen síntomas evidentes.  Incluso si no se detectan en los ultrasonidos de la madre, estos defectos son obvios después del parto. Los bebés con anomalías en la pared abdominal pueden tener bajo peso al nacer, defectos cardíacos congénitos, problemas con la digestión y dificultades para respirar.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para las anomalías en la pared abdominal?

La mayoría de las anomalías en la pared abdominal pueden repararse con cirugía a una edad muy temprana. El tratamiento puede incluir el cierre de la pared abdominal. Si hay muchos órganos fuera y la cavidad abdominal es pequeña, pueden colocarse en un silo y reducirse (reubicarse) delicadamente dentro de la cavidad a lo largo de varios días. En ocasiones, si el bebé presenta otros problemas graves, la onfalocele puede tratarse cubriendo los órganos con medicamentos y reservando la cirugía para más adelante. Una vez que la reparación se realiza con éxito, estos niños suelen tener vidas saludables si no presentan otras anomalías congénitas graves.


Revisado por: Cathy Anne Burnweit, MD

Esta página fue actualizada por última vez en: septiembre 09, 2020 11:30 a. m.

Cirugía Pediátrica 

El equipo de Cirugía Pediátrica en Nicklaus Children's Hospital es un grupo multidisciplinario líder de cirujanos pediátricos.

Obtenga más información

Pacientes Exitosos

video
El bebé Carter padecía una anomalía única: tenía los intestinos fuera del abdomen. Con la ayuda de los especialistas del Centro de Cuidado Fetal de Nicklaus Children’s Hospital, ahora Carter puede vivir una vida sana y normal.

Aprenda más sobre

Enfermedades/defectos cardíacos congénitos

Toda característica física inusual o problema de salud existente desde el nacimiento de un bebé se conoce como defecto de nacimiento o anomalía congénita. Obtenga más información

Gastrosquisis y onfalocele

La gastrosquisis y la onfalocele son parte de un grupo relativamente poco común de defectos de nacimiento que consisten en una abertura u orificio en la pared abdominal, frecuentemente del lado derecho del ombligo. Obtenga más información