Prueba de IgE específica para alérgenos

también conocido como: análisis de sangre de inmunoglobulina E específica para alérgenos, análisis de sangre de alergias, ImmunoCAP, RAST, prueba de punción cutánea, prueba de alergia cutánea, prueba de alergia.

¿Qué es la prueba de IgE específica para alérgenos?

La prueba de IgE específica para alérgenos puede ser una prueba cutánea o un análisis de sangre. La prueba cutánea es la forma más común de detectar alergias y es relativamente indolora. Funciona al desafiar directamente a las células alérgicas de su piel contra un alérgeno específico. El análisis de sangre verifica si su cuerpo ha producido anticuerpos contra la alergia (anticuerpos IgE) para los alérgenos específicos. Esto se utiliza generalmente si las pruebas cutáneas no son seguras o no funcionan, así como si usted está tomando ciertos medicamentos o tiene afecciones cutáneas que podrían interferir con la prueba.

¿Qué sucede durante el procedimiento?

La prueba cutánea implica el uso de un dispositivo plástico que introduce alérgenos específicos, como polen de árbol, polen de pasto, polen de maleza, ácaro del polvo, gato, perro, moho o alimentos, en la capa superior de la piel y permite que las células alérgicas de la piel reaccionen ante ellos. Cuando hay una reacción alérgica positiva, produce una protuberancia roja localizada con comezón. Estos se realizan en el consultorio del alergista, y los resultados demoran aproximadamente 15 minutos.

El análisis de sangre se realiza en un laboratorio, donde un técnico utiliza una jeringa para extraer sangre del brazo. Los resultados pueden demorar varios días.

¿Se necesita una preparación especial?

Usted debe dejar de tomar todos los antihistamínicos durante aproximadamente una semana antes de que se haga la prueba cutánea. Los antihistamínicos pueden ser gotas oculares recetadas, aerosoles nasales recetados o medicamentos orales de venta libre. Si tiene preguntas sobre qué medicamentos puede o no puede tomar antes de su visita, llame a su alergista, y le ayudará. No se necesita ninguna preparación especial para el análisis de sangre.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Tanto la prueba cutánea como el análisis de sangre son muy seguros. En casos poco frecuentes, un paciente puede tener una reacción alérgica sistémica a las pruebas cutáneas, por lo que estas deben hacerse en un consultorio de un alergista licenciado. Con el análisis de sangre, se pueden presentar algunos moretones leves en el sitio del brazo donde se extrae la sangre.


Revisado por: Amy S Feldman, MD

Esta página fue actualizada por última vez en: 21/11/2019 4:05:04 p. m.

Alergia e Immunología

La División de Inmunología Clínica provee pruebas de última generación para la evaluación de infecciones recurrentes, trastornos de inmunodeficiencia sospechada o confirmada, inmunodeficiencia primaria y VIH, y fiebres de origen desconocido.

Obtenga más información