Desgarros de menisco

también conocido como: desgarros de rodilla, desgarro de menisco.

¿Qué es un desgarro de menisco?

El menisco es el cartílago de la rodilla que protege la articulación que hay entre el fémur y la tibia. Un desgarro en este cartílago puede causar varios síntomas y complicaciones, y se conoce como desgarro de menisco. Es una de las lesiones de rodilla más frecuentes.

¿Cuáles son las causas de un desagarro de menisco?

La mayoría de los desgarros de menisco se producen debido a una lesión directa, por ejemplo, mientras se practica un deporte. El menisco también puede debilitarse con el tiempo y es más propenso a los desgarros a medida que una persona envejece.

¿Cuáles son los síntomas de los desgarros de menisco?

Un desgarro de menisco puede provocar hinchazón, rigidez, dolor, problemas para mover la rodilla o una sensación de trabado, bloqueo o de que la rodilla cede.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para un desgarro de menisco?

Los desgarros menores pueden tratarse con reposo, hielo, compresión, elevación (lo que se conoce en inglés como RICE, por “rest, ice, compression, elevation”) y analgésicos de venta libre. Los desgarros más graves pueden requerir una cirugía correctiva seguida de un período de rehabilitación de la rodilla.


Revisado por: Annie L Casta, MD

Esta página fue actualizada por última vez en: 15/10/2019 10:19:50 a. m.

Ortopedia Pediátrica y Cirugía de la Columna

El cuidado ortopédico para los niños no es igual al de los adultos. Conozca más sobre nuestros servicios especializados para niños y adolescentes.

Obtenga más información