Prueba de desafío alimentario

también conocido como: Prueba de desafío alimentario.

¿Qué es un desafío alimentario oral?

Un OFC es el estándar de oro para confirmar una alergia alimentaria o para determinar si una persona ha superado una alergia a un alimento en particular. Generalmente se utiliza en un entorno clínico para determinar si un paciente ha superado su alergia a un alimento.

¿Qué sucede durante el procedimiento?

Según los antecedentes de la reacción, las pruebas de punción cutánea o la prueba de sangre ImmunoCAP, un alergista licenciado determinará si es probable que el paciente haya superado su alergia alimentaria. Si el alergista decide proceder con el OFC, la persona con la sospecha de alergia programará un OFC en el consultorio del alergista. El día de la cita, se le dará al paciente una cantidad muy pequeña del alimento sospechoso. Progresivamente, se administrará más alimento con cada dosis y se monitoreará a la persona muy de cerca para detectar síntomas de una reacción alérgica después de cada dosis, y durante una hora después de la última dosis.

¿Se necesita una preparación especial?

El paciente deberá dejar de tomar cualquier medicamento antihistamínico durante una semana antes del OFC. Estos desafíos generalmente se hacen a primera hora de la mañana, y es mejor evitar desayunar ese día. No hay problema en beber líquidos claros. 

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Existe la posibilidad de una reacción alérgica al alimento. El paciente es monitoreado muy de cerca para detectar cualquier signo de reacción alérgica, incluidos sarpullido, urticaria, hinchazón, tos, sibilancias, náuseas, vómitos y calambres abdominales. Si el paciente tiene alguno de estos síntomas, se interrumpe el desafío y se le administran medicamentos de inmediato para revertir estos síntomas.

Revisado por: Amy S Feldman, MD

Esta página fue actualizada por última vez en: 29/10/2019 9:22:33 a. m.