Obstrucciones del conducto nasolagrimal

también conocido como: NLDO, obstrucción del conducto nasolagrimal, obstrucción del conducto lagrimal, conducto lagrimal obstruido, dacrioestenosis.

¿Qué son las obstrucciones del conducto nasolagrimal?

El drenaje de las lágrimas del ojo normalmente se da a través de pequeñas aberturas en los extremos de los párpados que ingresan en la nariz a través del conducto nasolagrimal (conducto lagrimal). Cuando los conductos lagrimales se bloquean, esto se conoce como obstrucción del conducto nasolagrimal. Es un problema frecuente en los lactantes al nacer (5 % o más) y puede afectar uno o ambos ojos.

¿Qué causa las obstrucciones del conducto nasolagrimal?

En los bebés, el problema generalmente ocurre porque la abertura del conducto lagrimal en el extremo del conducto (u otras partes del conducto) no se desarrolla normalmente. Los niños mayores pueden desarrollar el problema debido a un sistema de conducto lagrimal estrecho, infección, inflamación o como una complicación de la cirugía de ojos, nariz o senos paranasales.

¿Cuáles son los síntomas de las obstrucciones del conducto nasolagrimal?

Lagrimeo excesivo con lágrimas en la cara en las primeras semanas de vida. Los párpados pueden presentar enrojecimiento, hinchazón, irritación y dolor. Los casos graves pueden provocar infecciones del sistema del conducto lagrimal (dacriocistitis).

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para el conducto nasolagrimal?

En muchos lactantes, la obstrucción desaparece por sí sola sin tratamiento. Si persiste, los tratamientos pueden incluir: masajes en el conducto lagrimal, gotas oftálmicas con antibióticos tópicos, introducción de una sonda, dilatación y, a veces, cirugía del conducto lagrimal.


Revisado por: Jack Wolfsdorf, MD, FAAP

Esta página fue actualizada por última vez en: diciembre 01, 2021 03:02 p. m.