Gripe y H1N1

también conocido como: gripe, gripe estacional, gripe porcina.

¿Qué son la gripe y la gripe H1N1?

La gripe es una enfermedad viral muy común, altamente contagiosa y, a menudo, grave que afecta las vías respiratorias (los conductos respiratorios de la nariz y los bronquios superiores e inferiores y los pulmones), y ocurre durante los meses de invierno.

El virus de la gripe tiene una serie de tipos llamados A, B y C. A y B causan epidemias, mientras que el tipo C, por lo general, no causa síntomas del tracto respiratorio o los síntomas son leves. Los virus de la gripe cambian (mutan) continuamente, lo que significa que cada año muchos sistemas inmunológicos de niños (y adultos) no están preparados para controlarlos.

Los diferentes subgrupos de la gripe A (la más peligrosa del grupo) se denominan de acuerdo con la respuesta inmune del cuerpo a sus glicoproteínas superficiales llamadas HA y NA: por ejemplo, H1N1 (llamada gripe porcina), (más otros al menos 15 subtipos diferentes de HA y 9 NA).

¿Qué causa la gripe y la gripe H1N1?

La gripe siempre es causada por el virus de la influenza. Sin embargo, hay muchas cepas diferentes de gripe, incluida la gripe H1N1 (como se indica anteriomente).

¿Cuáles son los síntomas de la gripe y la gripe H1N1?

Los síntomas de la gripe afectan a todo el cuerpo; los más comunes incluyen fiebre, dolor de garganta, secreción nasal, tos seca, dolor de cabeza, dolor muscular y articular, fatiga, vómitos y diarrea.

La recuperación suele durar alrededor de 1 semana, aunque los niños (y adultos) infectados pueden sentirse mal durante 3 o 4 semanas. En algunos casos, la gripe puede provocar complicaciones graves como neumonía, deshidratación, infecciones o el empeoramiento del asma o la diabetes. Puede ser una amenaza de vida.

¿Cuáles son las opciones de cuidado para la gripe y la gripe H1N1?

 La mejor defensa contra la gripe es la prevención mediante la vacunación contra la gripe a finales del verano o en otoño. Los CDC (Centros para el Control de las Enfermedades) recomiendan que todos los niños de más de 6 meses de edad reciban la vacuna contra la gripe todos los años.

El tratamiento incluye medicamentos para aliviar la fiebre y los dolores corporales (como el acetaminofeno o el ibuprofeno. NO se debe dar aspirina a los niños a menos que el pediatra de su niño lo ordene), reposo en cama y una buena ingesta de calorías y líquidos. Existen medicamentos antivirales que pueden disminuir la duración y la gravedad de la gripe, que suelen ser más eficaces cuando se toman durante los síntomas tempranos de la gripe.


Revisado por: Jose R. Rosa-Olivares, M.D.

Esta página fue actualizada por última vez en: diciembre 18, 2020 05:11 p. m.

Aprenda más sobre