Apheresis

La terapia de apheresis se utiliza en el tratamiento de infecciones y enfermedades serias de las sangre. Este procedimiento implica remover la sangre del cuerpo del paciente para procesar componentes claves y posteriormente devolver el resto de la sangre al cuerpo del paciente.

Se pueden administrar tres formas de terapia de apheresis, dependiendo de la condición del paciente:

Intercambio Terapéutico de Plasma: Este método es utilizado para remover plasma del cuerpo de los niños con enfermedades y alteraciones que dejan sustancias toxicas y nocivas en el suministro sanguíneo. Se utiliza frecuentemente en el tratamiento de niños con meningitis. Guillain Barre, Síndrome Hemolítico Urémico y Lupus Erythematosus. Tras haber removido el plasma dañado, el niño recibe nuevo plasma.

Intercambio de Glóbulos Rojos: Comúnmente utilizado para tratar a pacientes con enfermedades tipo Anemia Sickle Cell, Malaria, y otras enfermedades que atacan a los glóbulos rojos. Este tratamiento implica remover los glóbulos rojos defectuosos, para devolver posteriormente al paciente glóbulos rojos sanos.

Leukopheresis: Este procedimiento se utiliza para tratar a los pacientes con cáncer. Un tipo de tratamiento - utilizado para niños con enfermedades cancerígenas como el linfoma - implica remover el exceso anormal de glóbulos blancos asociados con la enfermedad. El segundo tipo permite recolectar células madre del torrente sanguíneo, las cuales luego serán devueltas al paciente con cáncer durante un trasplante de médula ósea.

Llame a Medicina de Cuidados Críticos Pediátricos
305-669-5818


AACN Beacon badge