MRI Funcional

Estudios e investigaciones llevadas a cabo por el Dr. Nolan Altman y el Dr. Byron Bernal del Departamento de Radiología

 

Información General

Imagen transversa al nivel del planum temporal. El hemisferio izquierdo se ve a la derecha (una convención radiologica). La tarea del sujeto era escuchar una historia. La burbuja de color rojo que se ve en el lado izquierdo corresponde a las areas relacionadas con el proceso complejo semántico.

La imagen de resonancia magnética funcional (fMRI) es una técnica desarrollada de la imagen de resonancia magnética (MRI) que permite visualizar las funciones del cerebro relacionadas a tareas específicas. El estudio no requiere que se administre una sustancia ya que se basa en la reacción vascular innata del cerebro, necesitando solamente períodos de cooperación de 15 a 60 minutos.

Hasta hoy, se han utilizado varias tareas para el mapeo de la corteza cerebral. Tareas simples incluyen la estimulación con presentación de luces, colores, tonos, acordes, música, sílabas, movimiento de dedos y percepciones sensoriales básicas. Se han implementado experimentos más complejos y refinados para el mapeo de funciones cognoscitivas sutiles. Hoy en dia existe un armamentario vasto para el mapeo de la memoria, atención, inhibición, reconocimiento facial, discriminación sensorial, temor, etc. Sin embargo, la mayor contribución actual de la resonancia magnética funcional es la del mapeo del lenguaje. El mapeo del lenguaje se realiza en niños y adultos. Leer, escuchar relatos, generar palabras, hacer decisiones semánticas, son los paradigmas más frecuentemente descritos en la literatura abundante del fMRI. La técnica ha sido ampliamente aceptada entre neurocientíficos interesados en la epilepsia por el potencial que tiene de reemplazar la prueba Wada.

La resonancia magnética funcional se basa en cambios pequeños en las señales que resultan de la siguiente cascada de eventos. Una tarea evoca activación en una o varias áreas del cerebro. Estas áreas aumentan sus demandas metabólicas, sufren vasodilatación, y alteran sus niveles de deoxihemoglobina y oxihemoglobina. Debido a que la deoxihemoglobina es una molécula paramagnética, tiene influencia sobre la fase de giro local de los protones, alterando el origen de la señal que se convierte en imágenes. Por lo tanto, la imagen es una representación de cambios locales en los niveles de deoxihemoglobina, relacionada con la región del cerebro que ejecuta la tarea.

Aunque la resonancia magnética no es riesgosa, no puede llevarse a cabo en pacientes con claustrofobia, implantes de metal, alambres y marcapasos. Los pacientes con estimuladores del nervio vago, o aparatos dentales, pueden incluírse, aunque se puede esperar alguna degeneración de las imágenes.