Tórax en Embudo

Also known as: pectus excavatum, tórax hundido, tórax cóncavo

¿Qué es el Tórax en Embudo?

El tórax en embudo (en latín, pectus excavatum, que significa “pecho ahuecado”) es la deformidad más frecuente en la pared torácica. También se lo conoce como tórax hundido o cóncavo. Esta afección se caracteriza por la presencia de un esternón muy hundido, lo que en algunos pacientes es evidente al nacer y, en otros, tiene lugar más tarde, habitualmente, durante la adolescencia. En casos graves, el tórax en embudo puede afectar el corazón y los pulmones, mientras que en los casos menos graves influye en la imagen que los niños o adolescentes tienen de sí mismos. 

 
Los pacientes con tórax en embudo pueden tener disnea, dolor de pecho e intolerancia al ejercicio. Quizá se necesite una cirugía para aliviar las molestias y evitar las anomalías cardíacas y respiratorias.
 

Evaluación del paciente

Los médicos del Centro de Deformidades en la Pared Torácica realizan estudios de tomografía computada (TC) para obtener imágenes de las estructuras internas del tórax y así evaluar la gravedad de la depresión. También pueden organizar evaluaciones cardíacas y de la función pulmonar para determinar el grado en el que la deformidad influye en cada individuo.

A menudo, se usa el índice de Haller (división del ancho de la caja torácica por la distancia desde el esternón hasta la columna) para evaluar la gravedad del tórax en embudo. Un índice normal es de alrededor de 2,5, mientras que un índice superior a 3,25 puede ser lo suficientemente grave como para indicar una corrección quirúrgica.
 

Opciones de tratamiento quirúrgico

El Centro de Deformidades en la Pared Torácica ofrece tanto tratamientos quirúrgicos tradicionales como operaciones mínimamente invasivas del tórax en embudo. Se revisan las opciones y se selecciona un curso de tratamiento con el aporte de la familia, en función de la gravedad y la asimetría del defecto. La reparación quirúrgica se personaliza para corregir mejor la afección específica de cada paciente.

El procedimiento de Ravitch, desarrollado en la década del cuarenta, es una técnica que supone abrir la cavidad torácica. Con esta técnica, se extraen pequeñas secciones de cartílago costal y el esternón se levanta. Pueden implantarse barras metálicas, llamadas soportes, para sostener la pared torácica en su lugar y reconstruir el tórax. Las barras pueden extraerse alrededor de seis meses después de la operación.
 
El procedimiento de Nuss, desarrollado en la década del ochenta, es un procedimiento mínimamente invasivo. Con esta técnica, se crea una pequeña incisión debajo de cada axila, además de una tercera incisión diminuta para introducir una delgada cámara. La cámara guía al cirujano para que implante una barra metálica curva debajo del esternón que permite la corrección inmediata del aspecto hundido del tórax. Estas barras pueden extraerse después de varios años, una vez que la nueva estructura ósea se establezca.

This page was last updated on: 31/10/2017 11:48:23 a. m.

Nuestras Noticias

Remote Controlled Transport Cars at Nicklaus Children's
11/09/2017 — Remote controlled transport cars are used to provide a positive experience for young children who are being taken into surgery at Nicklaus Children's Hospital.
Harper's Success Story
08/31/2017 — When Harper was diagnosed with Beckwith Wiedemann Syndrome shortly after birth, her family knew they wanted the best team possible for her tongue reduction surgery. Harper now leads a limitless life thanks to Dr. Chad Perlyn, an expert in treating macroglossia, and the Craniofacial Center at Nicklaus Children’s Hospital.